Inicio Crítica Francotirador (7.5)

Francotirador (7.5)

0

Hace ocho años que una película de Clint Eastwood no era nominada al Óscar (la última fue Cartas desde Iwo Jima). Cuando se presentó su nueva película, El Francotirador (American Sniper), la crítica no creía que llegue a los Óscar, sin embargo semanas antes del anuncio de las nominaciones, el filme empezó a recibir el respaldo de los gremios de editores, guionistas y directores permitiéndole construir un camino hacia el máximo premio de la industria del cine.

Pero qué historia nos presenta el maestro Eastwood. El Francotirador es una adaptación del libro «El Francotirador: La autobiografía del francotirador más letal en la historia militar de los Estados Unidos» escrita por Chris Kyle.

La película abarca el sueño de Kyle por convertirse en vaquero, sus razones que lo impulsaron a inscribirse en las fuerzas militares y su consolidación como el francotirador más letal al atribuírsele más de 160 asesinatos, incluidos niños y adolescentes.

Su trabajo no fue fácil porque obviamente lo expuso a los riesgos que trae la guerra, pero también porque esa constante lucha lo convierte en un hombre que no encaja en su familia.

El personaje tiene claro sus objetivos en medio del conflicto armado: salvar a sus hombres a cualquier costo, pero no los tiene cuando llega con su familia porque para él son completos extraños, aunque sus instintos lo llevan a protegerlos.

La película es la historia de un héroe reconocido por sus compañeros que no tiene miedo de enfrentar las balas y embestidas del enemigo. Un superhéroe contemporáneo, porque parece que nada lo destruye. Más que un filme que cuestione es quizás un homenaje a los hombres que parten de los Estados Unidos para luchar contra el terrorismo.

El personaje jamás queda mal, incluso cuando le quita la vida a pequeños, porque como se señala en el filme, «tenía que hacerse». Como ocurrió con el personaje de Sean Penn en Río Místico que mató a su amigo por error supuestamente porque había asesinado a su hija, pero al final dio la impresión que «tenía que hacerse».

Porque sean como sean las acciones, para la mayoría de norteamericanos, los soldados que pelean en Medio Oriente son héroes (me pregunto si eso pasaría en Perú).

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.