Pocos cines estrenaron Whiplash en el Perú. Pocos la vieron, pero estoy seguro que la disfrutaron. Esta cinta, que ganó el festival de Sundance del año pasado, es un retrato de la obsesión y perfeccionismo. Buena película nominada al Óscar de este año.

Whiplash cuenta la historia de un joven talento baterista, Andrew Neyman, que llega a una de las mejores escuelas de música en los Estados Unidos. Ahí conoce al profesor Terence Fletcher, maestro exigente que guarda las sonrisas para burlarse y los gritos para presionar a sus pupilos. El punto de quiebre es cuando al aspirar a ese perfeccionamiento se rebosa los límites.

Todo empieza con el sonido de la batería que atrae a este profesor. Le llama la atención pero desde ese momento marca una posición: tienes talento, pero debes mejorar, practicar y practicar.

Ambos personajes son parecidos. Ambos son ambiciosos. Neyman sabe de su talento, pero aspira a convertirse en el mejor y si el mejor profesor lo quiere, lo aprovechará al máximo. El punto es cuando este maestro lo lleva a sus límites, que cualquier mortal no puede admitir, ni permitir;  el joven baterista no se desalienta y sigue de pie para demostrarle que es el mejor.

Quizás así se construyen seres extraordinarios, que el común de los mortales llama genios, y quizás la exigencia y presión saque lo mejor de nosotros. ¿Pero hay límites?, dicen que los seres excelentes recibieron un grito o una silla arrojada de su maestro, y aquí es donde se da un punto de quiebre: O te vas, o no te desalientes y sigues hasta convertirse en el mejor. Cada uno responde como le parece a la situación.

Pero como dice este maestro, no hay peor frase que,»buen trabajo», cuando lo que necesitas para crecer es una crítica que te desnude tus debilidades y te haga mejor.

Brillante actuación de J.K. Simmons (el Óscar lo tiene seguro), y Miles Teller, que interpreta al joven baterista, no se queda atrás. Ambos  destacan y hacen una buena película.

Vayan a verla al cine (o hagan como muchos, cómprenla en un mercadillo, porque difícilmente llegará a una sala de cine, sobre a todo a las regiones del Perú. Lo siento salas de cine, no todos consumen lo que mayoría impone).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.