Compartir

jurassic-world

Con la misma fórmula, pero con dinosaurios más inteligentes, resucita la franquicia de Jurassic Park, pero bajo el nombre de Jurassic World, o Mundo Jurásico. Un nuevo atractivo para la actual generación.

LA HISTORIA

Años después de los frustrados intentos por abrir un parque de diversiones, que tenga como principal atractivo a los dinosaurios, se consigue que este proyecto funcione. Gracias a la ciencia la humanidad puede ver, tocar y convivir con estos seres extintos hace millones de años. Sin embargo todo se sale de control cuando se crea una nueva especie de dinosaurio más voraz y más inteligente. Es decir dinosaurio malo por culpa del humano ambicioso.

LA MISMA FÓRMULA

Cuando en 1993, Steven Spielberg, llevó a los dinosaurios al cine como una posibilidad no muy lejana gracias a la clonación, hizo que el espectador viviera esa fantasía. Porque parecía que la ciencia haría posible, en cualquier momento, que estos viejos seres regresen a nuestro planeta. Y la fórmula se empleó con éxito en la secuela, y en la tercera película, y ahora en la cuarta.

LEA MÁS: Qué dice la ciencia sobre la clonación de dinosaurios

No hay nada nuevo en esta Jurassic World, para aquellos que hemos visto las tres anteriores. En esencia, la idea es la misma: humanos ambiciosos que intentan dominar a los dinosaurios para sus fines, quienes con su fuerza e inteligencia se vuelven contra sus frustrados conquistadores.

ESCENAS PARECIDAS

La fórmula es la misma, y la historia también. Hay niños en peligro, como las tres películas anteriores; hay helicópteros que vuelan sobre un lago o mar, como las tres anteriores; hay científicos que juegan a Dios e intentan dominar con sus teorías a los dinosaurios, como las tres anteriores; hasta el vestuario al estilo Indiana Jones, se repite en esta película. Incluso aparecen las escenas de los mismos huevos, que se incluyeron en las anteriores.

La ecuación es la misma: dinosaurios malos igual taquilla. A quién no le gusta los dinosaurios, más si aparecen en pantalla grande. Creo que a la mayoría.

Hasta los villanos son los mismos: el tiranosaurio rex y los velociraptores, aunque en Jurassic World se les intenta reivindicar y colocarlos como antihéroes y aliados de la humanidad, contra un ser que es una mezcla de los dos.

Lo mejor de la película son los dinosaurios. La tecnología ayudó a un mejor diseño, un poco más real que las películas anteriores.

LEA MÁS: Qué dice la crítica de Jurassic World

Hay dos buenos momentos en el cinta. Uno cuando atacan las aves, y otro al final de la película (que no contaremos). El resto discurre entre una historia de fricción entre humano y bestia.

También destacar el trabajo de Bryce Dallas Howard , como la ambiciosa doctora que defiende este proyecto, pese a que las circunstancias le ofrecen lo contrario. Su interpretación hace que el personaje se vea por momentos, rudo, fuerte, y por otros frágil y vulnerable.

Jurassic World nació para entretener y arrasar con la taquilla. No creo que la opinión de los críticos sea su prioridad. No nació para desmarcarse de sus antecesoras, sino que sigue su legado, aún veinte años después. Se reconoce que haga un suerte de homenaje al recordar algunos momentos icónicos de la primera película de 1993.

No es un nuevo inicio, sino el mismo camino que lleva al rol que el cine asignó a los dinosaurios y la genética, ser los malos de la historia.

Vayan al cine y saquen sus conclusiones.

Dejar una respuesta