Compartir

venecia

Tal como sucedió con el festival de Cannes, las películas latinoamericanas tomaron el festival de Venecia y acapararon los principales premios otorgados por este importante encuentro cinematográfico.

La venezolana, Desde allá, se llevó el máximo premio entregado por Venecia, el León de Oro, convirtiéndose en la primera cinta latina en alcanzar este reconocimiento.

La cinta -una historia centrada en la vida de un técnico dental homosexual que busca a jóvenes con los que mantener relaciones en una Caracas convulsa- no figuraba en las quinielas para hacerse con el máximo galardón de La Mostra.

“Es la primera vez en la historia que tenemos un filme (de Venezuela) en Venecia”, dijo un emocionado Vigas, quien aseguró que el premio “será muy bien recibido en un país en el que hemos tenido problemas en los últimos años y espero que esto ayude un poco”.

Lo curioso es que Venezuela no eligió esta película para que la represente en los Óscar. En su lugar enviaron a Lo que lleva el río de Mario Crespo.

Mientras que Pablo Trapero se llevó el León de Plata por su dirección en la película, El Clan, cinta que ha obtenido buenas críticas y además viene arrasando en la taquilla argentina. Lo más probable es que sea la representante argentina para el Óscar.

LEA MÁS: Los latinos que triunfaron en el festival de Cannes

Además, el brasileño Gabriel Mascaro consiguió el Premio especial del jurado en la sección Horizontes con “Boi neon“.

Cabe mencionar que el jurado fue presidido por el mexicano, Alfonso Cuarón, que hace dos años presentó con éxito, Gravedad, y así arrancó su carrera al Óscar que terminó con una nominación a mejor película del año.

La Copa Volpi a la mejor actriz fue para la italiana Valeria Golino por “Por amor vostro” y Fabrice Luchini fue nombrado mejor actor por “L’hermine”.

El premio del jurado fue a parar a la película de animación “Anomalisa“, de Charlie Kaufman y Duke Johnson, mientras que el premio especial del jurado fue para “Abluka”, de Emin Alper.

Compartir
Artículo anteriorMaze Runner: Prueba de Fuego
Artículo siguienteJuego de Tronos gana ocho Emmys
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta