Inicio Crítica Pacto criminal (6.5)

Pacto criminal (6.5)

0

Después de algunos tropiezos, Johnny Deep, protagoniza Pacto Criminal (Black Mass) que lo ha devuelto al rango de buen actor que merece competir por un Óscar o cualquier otro premio que entregue la industria del cine. El problema es que la película no ayuda mucho a destacarlo, como sucede con otros extraordinarios intérpretes.

La película cuenta la historia del mafioso de Boston, Whitey Bulger, pero centrada en el momento en que se convierte en informante del FBI gracias a la intervención de un amigo de la infancia, John Connelly, quien solo busca fama y dinero. Sin embargo, y según el filme, convierte este acercamiento con la agencia en una oportunidad para manipular a los agentes y obtener información sobre aquellos informantes que sabotean sus trabajos. Dejando de ser un informante, sino un espía con ayuda de algunos elementos del FBI.

El filme sigue la misma fórmula de todas las películas que abordan historias de mafiosos. Inicia describiendo el fuerte carácter del protagonista y contraponiéndolo con su buena relación con su madre, esposa e hijo, e incluso con una antigua vecina, que ayuda a sacarle el lado más amable.

Ese lado más humano, contrasta bastante con su otro lado violento y ambicioso. La mayoría de estas historias son así. Según estos filmes, estos criminales mantienen un fuerte lealtad con su familia, que aunque sabe a lo que se dedica, hacen de oídos sordos.

black-mass

Pero lo que tiene de nuevo esta fórmula, es Johnny Deep. El maquillaje empleado le ayuda a transmitir miedo hacia secundarios y proyectar una imagen poco amable ante el resto. Sin embargo, por momentos, el tratamiento que se le da a la actuación de Deep parece involucrarse en una cinta de terror. Con esos ojos claros y dientes disparejos, parece que estamos ante un villano de horror, que ante un mafioso. La interpretación del actor es bueno, pero no creo que alcance para otorgarle su primer Óscar.

Y además se le añade diálogos para hacerlo ver más filósofo, profundo e inteligente.

Pacto Criminal es una película que si no tendría a Johnny Deep se olvidaría fácilmente. La música trata de crear un ambiente de tensión, rapidez, que no sucede con las escenas que acompaña, porque todo se ve lento, con poca acción y adrenalina, si eso es lo que se quería dar a entender.

Le faltó definirse y trabajar más en las motivaciones de otros personajes. Igual es interesante verla en el cine.

 

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.