Compartir

jokerok

Batman: La broma asesina se estrenó en los cines por presión de los fans. El trailer daba la impresión que se venía una buena película (como El Caballero de la Noche regresa parte I y II), pero muchos, por comentarios leidos en las redes sociales, se decepcionaron de esta propuesta que ha sido proyectada, en Perú, solo en dos días.

La cinta animada explora más los orígenes del Joker. Profundiza en sus relaciones y nos muestra que nunca fue tan malo como aparece en las historietas. Hubo un tiempo en que tenía familia y que equivocadamente por llevarles lo mejor se pasó al lado oscuro. Su vida se quiebra cuando pierde ese vínculo y en ese momento aparece el archivillano, el peor enemigo de Batman.

Este momento de la película es lo más interesante, porque hasta ahora no se ha explorado este episodio de la vida del villano en una película. Siempre se jugaba al misterio, pero aquí se aclara todo y hasta nombre tenía este personaje.

TAMBIÉN LEA: Stranger Things (7)

En esta película el Joker aparece para obligar Batman a someterse a un nuevo juego. Para ello captura a uno de los mejores aliados del hombre murciélago: comisionado Gordon. Bueno, al menos intenta hacerlo, porque al someterlo a una tortura emocional, en verdad, le hace sentir miedo, por minutos, porque cuando Batman aparece en acción, el trabajo del Joker se cae. Su esfuerzo no sirvió de nada, porque Gordon termina siendo el mismo y más fortalecido con la llegada de su amigo.

El final no se parece en nada a los que hemos visto en esta historia de persecución y peleas. Ni siquiera se ve la mano del Joker. Solo es un encuentro de amigos que prometen verse nuevamente para competir entre ellos.

En verdad se esperaba más de esta cinta. Se esperaba un juego más complejo del Joker, pero solo es uno más. No hay nada para recordar, ni admirar. Será para una próxima oportunidad.

Compartir
Artículo anteriorJared Leto se rinde ante el Joker de Heath Ledger
Artículo siguienteGeorge R.R. Martin publicará nuevo libro en agosto
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

2 Comentarios

Dejar una respuesta