Inicio Cine peruano Guerrero (5.5)

Guerrero (5.5)

Guerrero no es más que na fórmula comercial que aprovecha la popularidad de un jugador de fútbol.

0
guerrero
Guerrero es una comedia familiar.

Tomaron la infancia de Paolo Guerrero y la llevaron al cine. La cinta tenía todos los ingredientes para convertirse en taquillera.

Tienen al jugador peruano más popular. Todos lo siguen. Guerrero es el líder. Además su vida no fue fácil. Y Tondero, productora que auspicia esta cinta, sabe hacer su trabajo.

El objetivo es cautivar a los espectadores con la historia del jugador de fútbol más popular. Y las primeras cifras dicen que cumplieron con la meta.

Decepción

Pero aquellos que buscamos más, esperábamos más del trabajo del director de Viejos Amigos, Fernando Villarán. Viejos Amigos fue una buena comedia. No queríamos algo parecido, solo que esté a ese nivel.

Si a los antecedentes de Villarán, sumamos el guión de los hermanos Vega, responsables de El Mudo y Octubre, entonces pensamos que iban a presentar un producto de buen entretenimiento.

Nos hicimos falsas expectativas. Guerrero solo es una cinta comercial que aprovecha la popularidad de un jugador y su difícil infancia para obtener taquilla.

No es posible que los momentos cómicos, sean aquellos donde uno de los personajes sueltan unas cuantas groserías. Esa fórmula ya está gastada. Ya le hemos visto en el cine peruano hasta el hartazgo.

Mucho sueño poca risa

La cinta hace reír poco. Cansa con las fantasías del protagonista solo para justificar la presencia de Paolo Guerrero.

Y la historia es bastante superficial. Se centra más en la relación padre e hijo y como el progenitor, indirectamente, promovió que su hijo sea el mejor delantero que tiene la selección nacional.

Los pequeños hacen un buen trabajo; a los adultos no se les siente, aunque Paul Vega hace bien de padre despreocupado que igual se interesa por su hijo.

Las tomas aéreas de Lima finalizando en el estadio de Matute. Son interesantes, pero no ayudan en la nada al producto.

Guerrero es una fórmula taquillera. Nada más. El buen trabajo que hizo Villarán en Viejos Amigos no se siente en esta película. No arriesga nada. Solo sigue un camino para llevar espectadores al cine.

Te puede interesar

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.