Compartir

La chica del tren de Paula Hawkins se lanzó en el 2015. En ese año se convirtió en uno de los libros más vendidos y se coló en varias listas de los mejores textos del año. Un año después se estrenó la película.

El filme fue dirigido por Tate Taylor y protagonizada por la actriz Emily Blunt.

La película no corrió la misma suerte que el libro. Malas críticas y una taquilla pobre que apenas sirvió para recuperar algunos costos (invirtió 45 millones y recaudó 171 millones de dólares).

El libro habla de una mujer destrozada por la caída de su matrimonio. La ruptura no hizo más que incidir en su vicio por el alcohol, que terminó por involucrarla en un misterioso asesinato.

La película solo es la historia de un crimen. Gracias al trabajo de Blunt vemos un poco la vida destrozada del personaje protagónico, Rachel, pero no llega al nivel del libro. El resto solo acompaña la historia.

En este caso, aunque el libro no es tan excelente, es mejor que el filme. Además hay diferencias entre el texto y el filme que destacaremos a continuación.

Rachel no pinta

la-chica-del-tren

En la película Rachel aparece como una mujer que pinta retratos o paisajes. En el libro. Solo es una alcohólica que perdió un trabajo.

Rachel y Scott: una íntima relación

A diferencia del libro, entre Rachel y Scott hay una fuerte relación, que llega al sexo. Aunque todo termina mal, porque Scott la rechaza.

La pelea de Megan y Scott

Megan y Scott pelean fuerte. A tal punto que Scott llega a ahorcarla. Todo porque Megan decide dejarlo. Esa escena nos hace creer que Scott pudo haberla matado.

No existe Martha

En la película hay un personaje que se llama Martha, interpretado por Lisa Kudrow. Ella le dice a Rachel que Tom, su exesposo no es lo que aparenta y así se da cuenta de muchas cosas. Pero en el libro solo Rachel repara en que Tom siempre la hizo sentir mal y que no era el esposo que aparentaba.

La escena final (Spoiler)

el libro la chica del tren

Al final se descubre que el asesino de Megan es Tom, exesposo de Rachel. La película retrata el mismo desenlace, solo que en el libro, Rachel logra safarse de Tom y correr hacia el tren. En descuido aprovecha para meterle un sacacorcho a la garganta. Luego viene Ana, esposa de Tom, y aprieta más la herida para matarlo.

Pero en el libro Ana da la impresión que desea la muerte de Rachel, cuando Tom la está golpeando. No hace nada por defenderla por un supuesto amor a su esposo. Solo al final reacciona.

Rachel no va a alcohólicos anónimos

En ningún momento en el libro se describe que Rachel vaya a Alcahólicos Anónimos. Al final se señala, después de la muerte de Tom, que deja de tomar unas copas.

Te pude interesar

Dejar una respuesta