Compartir

En Rogue One: Una historia de Star Wars destaca la resurrección de Moff Tarkin y el rejuvenecimiento de la princesa Leia.

Como lo dijimos en un artículo anterior, al comandante del imperio lo resucitan con ayudan de la tecnología. Gracias al CGI y a la complicidad de un actor, con uso de sensores, se captan los movimientos y gestos para luego, en la computadora, dar vida al personaje que se requiera. Así se hizo con Moff Tarkin. Y no quedó mal.

Lo mismo sucedió con la princesa Leia. En este caso no usaron a Carrie Fisher, sino a un actriz que se encargó prestar todos sus movimientos para revivir a este emblemático personaje.

TAMBIÉN LEA: Cómo resucitaron a Moff Tarkin

Por encima de la historia, Rogue One ha destacado por sus efectos visuales.

Síguenos en Facebook

Te puede interesar

Dejar una respuesta