DGA
Damien Chazelle, director de La La Land, y favorito de la temporada.

Damien Chazelle es joven como su filmografía. Tiene tres largometrajes (uno casi desconocido) y un cortometraje como director. Como productor tiene siete películas.

Pero con Whiplash hizo que su nombre sonara en Hollywood. Como leí en un mensaje de Twitter, es la película que gustó todos y queríamos que ganara el Óscar. Esa cinta fue buena. Fue una combinación de buena música y actuaciones.

Ahora con La La Land está a punto de inscribir su nombre en la larga lista de directores ganadores del Óscar. A sus 32 años podría convertirse en el director más joven en llevarse este premio.

TAMBIÉN LEA: Casey Affleck o Denzel Washington

Quiso ser músico y dedicarse al jazz. Hasta estudió, pero se dio cuenta que no tenía talento, sin embargo ese oído lo ayudó a dirigir dos buenas películas, que tienen que como soporte este género musical.

Con La La Land volvió a darle vida a los musicales. Dicen que la película no tiene nada de original. Pero tiene una buena ejecución. Principalmente en la primera mitad. Una música que no dejas escuchar y un ritmo que contagia gracias al movimiento de las cámaras.

Ese ha sido el trabajo de Chazelle. El director hace eso. Toma las ideas, las ordena y las ejecuta para que todos nosotros las disfrutemos sentados durante dos horas (comiendo pop corn y gaseosa) en el cine.

TAMBIÉN LEA: La La Land va por siete Óscar en las categorías técnicas

Los musicales se ven difíciles de desarrollar. Que el movimiento de un pie coincida con la melodía, qué los bailes transmitan lo que la historia quiere decirnos, que los escenarios ayudan a comprender las emociones e intenciones de los personajes. No es fácil. Pero gracias a Chazelle, La La Land logra ese objetivo.

El rival

El Óscar lo tiene casi seguro. Pero Barry Jenkins por su trabajo en Luz de Luna (Moonlight) asoma como su rival. Cuando ves su película y luego te pones a pensar y dices: cómo es una historia tan violenta se cuenta con tanta sutileza y calidez. Quizás así funciona la vida. Nos golpea y hacemos como si no pasó nada. Nos encondemos para evitar los puños, pero cuando nos hartamos, dejamos salir nuestra personalidad. Así se hacen fuertes algunas personas, como el protagonista de esta historia.

Así como la cinta de Chazelle, los dos primeros actos de la película son los mejores. ¿Pero le alcanza para ganar? Creo que la crítica, periodistas y gremios ya han elegido a su ganador.

Buenos trabajos

A destacar también el trabajo de Mel Gibson en Hasta el último hombre. Su trabajo en las escenas de batalla es excelente.

Dennis Villeneuve nos fascina con la construcción de un idioma alienígena en La llegada, mientras que Kenneth Lonergan desarrolla un planteamiento parecido al de Luz de Luna, aunque pierde ritmo cuando quiere ponerle un poco de humor negro a su película, Manchester frente al mar.

La Academia no quiso sorprendernos en el anuncio de las nominaciones. Qué les hace pensar que lo hará en la noche del 26 de febrero. Pues nada. Así que Chazelle ganará ese Óscar.

Te puede interesar

Síguenos en Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.