Compartir

Netflix estrenó la serie documental Five Came Black. Esta película recuerda a cinco directores de cines que dejaron las películas por la Segunda Guerra Mundial.

El documental tiene tres episodios, cada uno con una duración de una hora, y además narrado por la actriz, Meryl Streep. Mientras que los directores de cine, Steven Spielberg, Guillermo del Toro, Francis Ford Copola, Lawrence Kasdan y Paul Greengrass presentan estas historias.

Los directores

Los cineastas protagonistas de este documental son: John Ford, George Stevens, William Wyler, Frank Capra y John Huston. Cada uno se puso a disposición del gobierno de los Estados Unidos para grabar a las tropas norteamericanas.

¿Propaganda o películas?

segunda guerra mundial

No eran películas, sino propaganda de guerra para motivar a los norteamericanos a sumarse a las fuerzas armadas y participar en donaciones en favor de los soldados. El objetivo era elevar la moral del pueblo norteamericano y contrarrestar la campaña de los nazi. Pero también estereotipaban al alemán y japonés para conseguir rechazo y burlas hacia estas poblaciones.

Los egos y el Óscar

Pese a sus buenas intenciones sus egos siempre afloraron se señala en Five Came Back. Gracias a dos trabajos La batalla de Midway y Prelude to War se creó la categoría a mejor documental en los Oscar de 1942. Ambos ganaron la estatuilla. John Ford dirigió La batalla de Midway, organizó una proyección para el presidente de Artes y Ciencias Cinematográficas a efectos de presionarlo para la creación de esta categoría; lo logró.

Las secuelas de guerra

Según Five Came Back, los directores estuvieron en la misma guerra. Unos casos se recrearon, pero la mayoría de trabajos fueron captados por sus cámaras en tiempo real. Por eso regresaron con secuelas. A John Ford se le asignó el desembarco de Normandía (eran asimilados a las fuerzas armadas y por tal obedecían órdenes de oficiales) y lo que vio, solo desfogó con alcohol. Preso de esta adicción fue regresado a Washington. Mientras que William Wyler quedó sordo debido a la grabación que hizo desde un avión cuyo ruido “no te dejaba escuchar tus pensamientos”.

Las imágenes del holocausto

George Stevens fue asignado para filmar la toma de Berlín. Fue el primero en llegar a los campos de concentración judíos. Lo grabó todo. Sus imágenes sirvieron de evidencia para los juicios de Nuremberg. Su material fue una revelación mundial. Él cambió, luego de toparse con esa realidad.

Sus obras después de la guerra

que bello es vivir

A William Wyler se le puede reconocer por su trabajo como director en Ben Hur, pero su máxima obra la hizo con Los mejores años de nuestras vidas, ganadora del Óscar y una de las mejores obras del cine. Frank Capra compuso Qué bello es vivir. Si bien la obra fue un fracaso de críticas y en taquilla, luego se convirtió en un clásico, y una de los mejores trabajos del séptimo arte.

George Stevens dejó la comedia y películas ligeras, porque a eso se dedicaba, para ponerse detrás de dramas como El diario de Ana Frank. John Ford hizo el clásico Los buscadores (The searchers); John Huston y El tesoro de Sierra Madre, donde trabajó con su padre.

Valiosos documentales de guerra

Los documentales han servido a las actuales generaciones de directores para realizar películas bélicas. Los mejores, y mencionados en Five Came Back, están disponibles en Netflix.

 

Te puede interesar

Dejar una respuesta