Compartir

La rivalidad entre las actrices Joan Crawford y Bette Davis es legendaria. ¿No la conocía? ¿No oyó de ellas? Pues no los culpamos, aunque si se considera cinéfilo debería sentirse mal.

Ambas fueron dos buenas intérpretes de los lejanos años 50 y 60. Destacaron por su trabajo, pero hoy se conoce de ellas que mantenían una fuerte enemistad que trascendió de los sets de grabación. Ninguna hizo lo posible por ocultar su desdén por el trabajo de la otra.

Esta historia protagoniza la serie Feud de Ryan Murphy, el creador de Crímenes Americanos, American Horror Story y Glee. La historia está protagonizada por Jessica Lange y Susan Sarandon.

En esta serie vemos que esa rivalidad se avivó durante las grabaciones de la cinta de suspenso Que pasó con Baby Jane. Si bien Joan Crawford tuvo la iniciativa de sacar adelante este proyecto, los estudios y medios se aprovecharon de su animadversión para sacar sus ganancias.

Una historia parecida

Bette Davis

Pero cuál es la historia de la película. Se trata de dos hermanas, actrices retiradas. Una de ellas vive en silla de ruedas y la otra, a regañadientes la cuida. Esta película tuvo éxito en la taquilla y fue nominada al Óscar. Davis compitió en la categoría a mejor actriz, pero perdió, pese a que fue la favorita.

Las grabaciones de Baby Jane fueron tensas. Por ejemplo hay una escena en que el personaje de Davis patea al de Crawford. Se usó un muñeco para doblar el cuerpo de Crawford, pero cuando tenía que hacer un primer plano, la actriz tomó el lugar. Se dice que Davis la pateó en la cabeza. Unos aseguran que Joan Crawford necesitó puntos, Davis dice que apenas la rozó.

TAMBIÉN LEA: Así conspiró Joan Crawford para que Bette Davis no ganara el Óscar en 1963

En otra ocasión cuando Davis tenía que retirar el cuerpo desmayado de Crawford de una cama, en una escena de la película, Joan Crawford se puso pesas en la cintura, para que Davis sufriera en ese retiro. Y en la toma se ve que tuvo problemas para sacarla del dormitorio.

Otro momento de tensión  en Baby Jane se gestó por culpa de las gaseosas. Joan Crawford se consideraba embajadora de la marca Pepsi, por eso colocó máquina dispensadora de la bebida en el set de grabación. Solo para provocarla, Bette Davis ordenó que pusiera una igual, y al costado, de Coca Cola.

Pero por qué se odiaban


No sabemos si se odiaban, al estilo de las telenovelas. Hubo una fuerte rivalidad. En la serie se esboza que Davis no soportaba a Crawford porque siempre le insinuaba que era físicamente más bella. Mientras que Crawford aseguraba que Davis siempre la menospreció como actriz. “Yo soy actriz no estrella de cine”, se escuchó alguna vez a Davis.

Pero también es cierto que Crawford intentó opacar a Davis en sus inicios de su carrera. Cuando Bette Davis tuvo su oportunidad de impulsar su carrera en 1925 con la película Ex Lady, su rival anunció su divorcio. Los medios prefirieron la ruptura matrimonial, mientras dejaron a Davis con su película y fracaso.

En otra ocasión, durante las grabaciones de Peligrosa, Davis se enamoró de su compañero de reparto Franchot Tone. Sin embargo Crwaford ya estaba conquistando al hombre. Durante ese rodaje anunció su matrimonio. “Me lo robó. Lo hizo de una forma fría, deliberada y completamente despiadada. Nunca la he perdonado por eso y nunca lo haré”, señaló Davis.

Lo peor de esta historia es que ambas se prestaron al juego y hoy se habla más de su enemistad que su trabajo. O acaso saben que Bette Davis protagonizó Eva al desnudo o que Joan Crawford ganó el Óscar por Cautiva.

Te puede interesar

Dejar una respuesta