Compartir

En 1979 los efectos visuales no llegaron al nivel que hoy conocemos. Por que eso es que se recurría al ingenio o actores para interpretar a los monstruo que vimos en pantalla grande. Para darle vida al alien de Octavo Pasajero recurrieron a un joven nigeriano. Lo encontraron por casualidad en un bar.

Bolaji Badejo es el alien que vemos en esa película. Medía 2.08 metros y era bastante delgado. Ideal para llevar el traje de alien. Al inicio Ridley Scott, director de esta película, buscaba gente de circo para que interpretara este personaje. Pero se decidieron por él, cuando uno de los miembros del equipo de producción lo vieron en un bar.

alien

“Era muy alto, delgado y esbelto”, señaló Scott al documental The Beast Within: The Making of Alien. Fue perfecto para sus necesidades. Trabajó durante diez meses en el rodaje. Lo obligaron a llevar clases de mimo y taichi. Sobre la marcha le hacían el traje.

Según Scott aparece en el final de la película donde el alienígena se filtra al transbordador que toma la última sobreviviente de la nave. También cuando Ripley va a buscar el gato. Y cuando amenaza a una de las tripulantes.

TAMBIÉN LEA: Primeras críticas a Alien: Covenant

En general el extraterrestre no aparece mucho, pero Ridley Scott tenía una razón: “El público se siente aterrorizado, si no ve nada”, indicó.

El muchacho solo trabajó en esa película porque murió de una grave anemia en Nigeria en 1992. Hoy los aliens se modernizaron, porque están hechos con efectos visuales.

Te puede interesar

Dejar una respuesta