Compartir

Alien: Covenant es la secuela de Prometeo, aunque siguen explorando el mundo alien que se estrenó en 1979 con Alien: El octavo pasajero.

No sabemos si es un homenaje, o escenas con pequeños remake, pero hay bastante escenas que se parecen a la cinta de 1979.

La transmisión

En ambas películas, ambas tripulaciones se levantan, luego de un largo sueño. Les afecta igual, aunque la tecnología hace ver mejor la escena de Covenant que del Octavo Pasajero. Pero en esencia es lo mismo. Y en las dos historias reciben una extraña señal que los motiva a aterrizar en el planeta equivocado.

El contagio

En Covenant los tripulantes tocan una especie de huevos que emiten unos pequeños virus. Estos agentes incuban en el cuerpo humano y nace, en horas el alien. En El Octavo Pasajero el pasajero es lo mismo, solo que cuando exploran el planeta, aparece una especie de serpiente que se apodera en la cara uno de ellos. Se injerta y deposita los huevos para el nacimiento del alien. Al final de Covenant vemos la misma escena. Incluso votan el mismo ácido verde. En el Octavo Pasajero ese insumo atraviesa cuatro pisos.

Y cuando sale el alien


Pues la escena es igual. El extraterrestre sale del cuerpo rompiendo costillas, esternón. No hay cambio.

También vuelve la saliva

En esta película regresa la baba del alien en cantidades industriales. Es una característica del extraterrestre.

El final (spoiler)

Parte del final es el mismo. En el Octavo Pasajero, Riley engaña al alien y lo lanza al espacio. Pero se atraca en la puerta. Toca un botón y con ayuda de la fuerza de una turbina lo manda lejos. En Covenant el proceso es el mismo, solo que lo expulsan con apoyo de un camión.

Pero en qué son diferentes

En que en Covenant se plantea toda una conspiración para desaparecer a la humanidad. En El Octavo Pasajero solo es el enfrentamiento entre humanos y alien, aunque Covenant no tiene la tensión que sí tiene El Octavo Pasajero.

Te puede interesar

Dejar una respuesta