Compartir

tom yates

Claire Underwood tiene más protagonismo en la quinta temporada de House of Cards. Conforme sentía que el poder se le escapaba tuvo que tomar medidas despiadadas como el caso de su pareja Tom Yates.

Qué hizo con Yates. A partir de ahora vamos a contarse spoiler de la quinta temporada de House of Cards.

La relación entre Claire y Tom se hace más fuerte. Mientras Frank Underwood gobierna, ellos se vinculan más. Frank lo sabe, pero todo es parte de una estrategia para mantener a su máxima aliada, Claire, contenta.

Pero Tom comete un error. Cuando Claire le dice que la relación debe terminar porque ella debe ejercer interinamente la presidencia de los Estados Unidos, Tom lo toma bien, aparentemente. Pero antes de ir le deja un borrador de su novela donde escribe todos los secretos de los Underwood.

Claire se molesta y aunque Tom le asegura que solo ella tiene el borrador de ese libro, no queda satisfecha.

TAMBIÉN LEA: Claire Underwood convertida en la presidenta de los Estados Unidos

Lo visita. Tienen sexo. Mientras Claire está encima de él, se ve como Yates empieza a tener alucionaciones, luego pide ayuda y muere.

Claire usó una pócima china que le dieron para controlar unos dolores de cabeza que en exceso puede causar la muerte. Y eso hizo con Tom Yates. Lo desapareció con este remedio. Se fue y lo dejó tirado y desnudo.

La escena sirvió para demostrar que Claire es igual de villana que Frank.

No lo sabía

El actor que interpreta a Tom Yates, Paul Sparks, reveló que no sabía el destino de su personaje.

No, yo no sabía al empezar la temporada. Lo averigué a la mitad.

Y qué pasó cuando se enteró.

Fue como Ok con eso. Soy un total esclavo de una buena historia. Renuncié con una buena muerte. Al mismo tiempo me decepcioné debido que el equipo era como familia.

Esa escena fue dirigida por Robin Wright quien interpreta a Claire Underwood.

 

Te puede interesar

Compartir
Artículo anteriorConoce los documentales que se vienen en HBO
Artículo siguienteLa mujer maravilla reventó Twitter
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta