Compartir

La vida de Rosa Chumbe es grís. Rutinaria. De sobrevivencia. Vive por vivir. Adicta al alcohol y con una mala relación con su hija. No habla mucho, pero su rostro expresa amargura y hasta hartazgo.

La película combina bien los escenarios con el perfil de la protagonista. No hay color, sino desorden e informalidad. Lima nunca no fue más horrible que en esta película. Así funciona también la vida de Chumbe.

Pero hay chispazos de bondad en esta mujer que esta perdida entre el alcohol, decepción y desorden. Por eso quizás es que le llega una oportunidad para darle un giro a la vida cuando se queda a cargo de su nieto. Un niño puede cambiar a cualquiera. ¿Podrá con Chumbe?

Desde nuestros asientos queremos que así sea. Que Chumbe sonría más. Nos cae bien en ese momento. Pero su hábito por la indisciplina puede más y pierde esta oportunidad.

Sin embargo la vida insiste y le da la mano de una manera milagrosa e inesperada.

TAMBIÉN LEA: Así se preparó Liliana Trujillo para Rosa Chumbe

Cuando llegas al final de Rosa Chumbe, nueva película peruana de Jonathan Relayze, te das cuenta que la cinta habla mucho de la redención. De la capacidad que deberíamos tener para enmendar y salir adelante solo con los hechos y reproches. A veces somos miopes y no vemos la ayuda que nos lanzan y seguimos adelante hacia la muerte.

Pero la pregunta es si solo con Dios podemos lograr ese cambio. Es como si la vida de Chumbe necesitara de una intervención divina para salir adelante. Algo así como un “trasplante de cerebro” para encaminarla. Los hechos no son suficientes para ella; solo Dios puede con ella.

La película es urbana, cotidiana, dura y bien actuada por las dos protagonistas (una de ellas Cindy Diaz). Pero mejor está Liliana Trujillo (Rosa Chumbe). No necesita hablar mucho para que su personaje exprese lo que siente. Toda la caracterización es buena. Su trabajo es destacable.

Recomendamos esta película dirigida por Jonathan Relayze quien demoró años en madurar la historia y tuvo que sortear muchas dificultades para estrenarla en las salas de cine.

Te puede interesar

Compartir
Artículo anteriorPor qué es importante el éxito de La mujer maravilla para las mujeres en el cine
Artículo siguienteOrange is the New Black (ESTRENO)
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta