Compartir

La momia es una mala copia de La momia de 1999. Pueden decir que no se parecen en nada, pero si analizan un poco la cinta se darán cuenta que intentan imitar algunas recetas de ese filme. El chico y la chica que se llevan mal; la momia que absorbe a los humanos para convertirse en alguien más humano; la egipcia ambiciosa condenada a muerte por rebelarse contra su monarca. Ven como hay coincidencias.

Solo que en esta película no hay química entre los protagonistas. Hay humor forzado que no le queda bien a Tom Cruise. A quien ni siquiera explotando su habilidades en la acción salva la película.

Si quiera Brendan Fraser y Rachel Weisz combinaban una historia absurda con sus bromas o intentos de romance, aquí no hay nada de eso.

TAMBIÉN LEA: La crítica destroza a La momia de Tom Cruise

La momia solo es una cinta que intenta apoyarse en la repetida historia de terror que generan estos restos egipcios. También quiere soportarse en el nombre de Tom Cruise, que no es suficiente y en otros argumentos que ya hemos visto en el cine.

Nada recomedable. Pero si quiere vaya y mírela. No digan que nos les advirtieron.

Te puede interesar

Compartir
Artículo anteriorTres nuevos spot de Dunkerque de Christopher Nolan
Artículo siguienteSpoiler: ¿Regresará Poussey a Orange is the New Black?
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta