Compartir

Hace 20 años se estrenó la comedia, La boda de mi mejor amigo, protagonizada por Julia Roberts y Cameron Diaz. Este filme es un clásico del género. Pero el final iba a ser otro, pero se cambió a pedido de los fans.

Recordemos que en esta película Julia Roberts interpreta a Julianne Potter quien se muestra celosa cuando se casa su mejor amigo Michael, con quien, también, tuvo una relación.

Julianne hará todo lo posible para que no se case con Kimberly, pero al final entra en razón y decide que su amigo sea feliz. Ella se queda sola bailando con su amigo gay.

Sin embargo este final no iba a llegar a la pantalla grande.

TAMBIÉN LEA: Adam West, el hombre que no podía dejar la capa

Según el director de la película, P.J. Hogan, en el guión original Julianne iba a conocer a un nuevo chico, interpretado por el actor John Corbett, en la fiesta de matrimonio.

Pero cuando la película se presentó como prueba a la audiencia, odiaron el epílogo.

Ellos la querían muerta. Simplemente no podía entender su motivo

Sin embargo, pese al sondeo del público, el estudio no quería que el personaje de Julia Roberts quede infeliz. Tenían miedo.

Así que decidieron darle más importancia al personaje del actor Ruppert Everett, quien interpretó al amigo gay de Julianne, George.

George funcionaba como la conciencia de Julianne a quien le contaba todas las maldades que tenía planeado para arruinar la boda de Michael. Por eso se agregaron más escenas con él como la final donde Julianne sale persiguiendo a Michael en un camión repartidor de pan. En una parte de la toma se ve a Julianne llamando a George informándole que iba persiguiendo a Michael.

Dejar una respuesta