Compartir

No se si Mi villano favorito 3 debería llamarse así. Su personaje principal, Gru, ya no asusta. No da miedo. Y lo que queda más claro en esta película es que no busca dominar el mundo, sino salvarlo de otros malvados.

En la primera película lo ablandaron explorando su corazón paternal. Llegaron tres niñas y cambió. Se volvió en un aliado mundial. En la segunda le ponen amor en su vida. Llega una mujer lo sacude, y que junto a sus hijas, forman una familia.

TAMBIÉN LEA: Escucha el soundtrack de Mi villano favorito 3

En la tercera entrega siguen explorando esos vínculos. Ahora toca descubrir más parientes. Porque debe conocer a su hermano. Y ese encuentro significa más para él que para Gru, porque sin mantener una relación, Gru fue una sombra para su gemelo.

Hay risas, humor, intimidad, conexión. Esa es la idea central de la película. El resto es accesorio. La presencia del antagónico principal solo sirve para darle valor al gemelo de Gru, porque Gru solo hace su trabajo y derrota a su rival sin problemas.

La película ya no debería llamar Mi villano favorito, sino Gru y su familia.

Te puede interesar

Compartir
Artículo anteriorEmila Clarke no participará en ninguna secuela o precuela
Artículo siguienteEscucha las canciones de Baltazar Bratt de Mi villano favorito 3
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta