Compartir

spiderman: de regreso a casa

Spiderman: De regreso a casa supone el primer esfuerzo de Sony y Marvel por llevar adelante, una vez, esta historia en el cine. Después de las películas protagonizadas por Tobey Maguirre y Andrew Garfield, Tom Holland se embarca en una aventura que cuenta los orígenes del superhéroe marcando diferencias con sus antecesoras.

En Spiderman: De regreso a casa vemos a un Peter Parker más adolescente. Si bien Maguirre y Garfield interpretaron a un personaje que estaba en preparatoria y luego en la universidad, en esta ocasión el físico y tamaño de Holland ayudan a creer que recién está en esta etapa de su vida (el personaje solo tiene 14 años).

Pero lo mejor de la película es que aprovechan bien la adolescencia de Peter Parker. A esa edad todo podemos hacer, pero en la mayoría de casos nos equivocamos. Y Peter Parker erra mucho. Su afán por demostrarle a su mentor, Tony Stark (Ironman) que puede ser un Vengador, lo lleva a tomar decisiones vehementes, que incluso ponen en peligro a los ciudadanos de su ciudad.

TAMBIÉN LEA: Vean los cuatro primeros minutos de Spiderman

En este sentido, la cinta es concreta. No va por las ramas. No aborda el pasado de Parker. Solo se centra en este punto. Un hombre araña adolescente que debe aprender a ser un responsable superhéroe. Y lo interesante es que aprende hasta el final.

También es una fortaleza de la cinta, el humor. Está bien trabajado. Hay momentos para reir y para soltar unas carcajadas. Además que este tipo de elementos siempre acompañaron a este superhéroe. En este aspecto, el pequeño Tom Holland (de 21 años y 1.73 cm.) hace un buen trabajo.

Pero el problema de las películas de Marvel siempre está en los villanos. O no tienen buenas motivaciones, más que destruir el planeta, o se les termina su historia sin más problemas. Aunque para el nivel de aprendizaje de Peter Parker, El buitre estaba a su altura (hay un giro al final que nadie esperaba). No obstante no tiene nada de aterrador el personaje de Michael Keaton, como declaró días antes de su estreno Tom Holland.

Spiderman: De regreso a casa está bastante lejana a sus antecesoras. Desde la confección del traje, pasando por la concepción del personaje, hasta la tía May, interpretada por la actriz, Marissa Tomey.

Buena película y recomendable. Un buen re-reinicio de la franquicia. (Ahora será difícil elegir cuál es la mejor película de la era Hombre Araña)

Te puede interesar

Dejar una respuesta