Compartir

A sala llena se estrenó Annabelle: La creación en los cines de Perú. La nueva cinta nacida de la buena película El conjuro no se arriesga, cumple con disciplina una fórmula y sirve de trampolín para un nuevo spin off que se vienen construyendo alrededor de El Conjuro.

Annabelle: La creación va al punto de origen de esta historia de terror. Toma como inspiración la leyenda, porque se dice que la muñeca diabólica existió, y se toma algunas licencias para renovar la historia para el cine.

Annabelle al estilo de El conjuro


No es precisamente un filme lleno de gritos, sangre, de la habitual técnica golpes y susto. Sino que intenta seguir el camino de las dos películas de El Conjuro para refrescar la historia de Annabelle. La cinta pretende copiar el estilo de El Conjuro, pero le sale a medias.

TAMBIÉN LEA: El aprendiz del crimen (8)

El Conjuro explota bien el vínculo familiar para vencer al demonio. La familia juega un papel fundamental hasta el final de la historia, en cambio en Annabelle: La creación pretende hacer lo mismo, pero con una relación de amigos. Sin embargo no sirve. Esa alianza amical poco o nada ayuda a frenar las fuerzas malignas. Solo es un aspecto que ayuda a darle un poco de sentimiento a la cinta.

Por eso es que la cinta es correcta, no arriesga, sigue un camino a medias y entretiene. Además que sirve de trampolín para un nuevo spin off, aunque su historia esté menos desarrollada en relación a lo que se hizo en las cintas de El conjuro.

Annabelle: La creación solo es una cinta entretenida de terror que garantiza asientos llenos en las salas de cine.



Te puede interesar

Compartir
Artículo anteriorLos defensores (ESTRENO)
Artículo siguienteOnce machos: Qué dice la crítica de la película peruana
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta