Compartir

Sinopsis

La familia Wünschmann no es exactamente una familia feliz pero mamá Emma animará a todos a dejar sus diferencias de lado e ir juntos a un parque temático. Luego de una broma inocente con una muñeca, que resulta ser la bruja Babayaga, los Wünschmann son convertidos en monstruos. Mamá Emma en un vampiro, papá Frank en Frankenstein, la hijita Fee en una momia e hijito Max en un lobo. Y así es como un viaje normal a través de un tren fantasma se transforma una aventura ridículamente espeluznante. ¿Encontrará la familia Wünschmann su final feliz?

Compartir
Artículo anteriorEl círculo
Artículo siguienteNasca Yuukai: El misterio de las líneas de Nasca
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta