Compartir

Mother tiene muchos significados. Mother de Jennifer Lawrence y dirigida por Darren Aronofsky, el mismo director de El cisne negro y Requiem para un sueño presenta una metáfora que se presta a muchas interpretaciones. Y la verdad es que hay muchas.

Para empezar qué es Mother. Pues es la historia de una pareja que vive en una casa de campo. La única conexión que tiene esta pareja con el mundo es un teléfono fijo (esos que ya no se usan). Pero todo se interrumpe cuando llega una pareja. Los hábitos de este matrimonio irrumpen en la tranquilidad de los dueños de la vivienda. Se puede encajar como una película en el género de thriller psicológico.

La cinta se presentó en el festival de Venecia. Dividió a la crítica, aunque en general gustó. Pero en taquilla le va mal (lleva 17 millones de dólares cuando se invirtieron 30 millones).

No es una película que se digiera fácilmente. Por momentos no se sabe a donde va. Por eso es más fácil odiarla (más si no la entendiste) que quererla.

Pero qué significa. Por ejemplo el diario El mundo, en su crítica, dice que podría tratarse de una cinta sobre la maternidad.

Si se quiere, la película se puede leer como una subyugante metonimia sobre la maternidad; sobre el deseo irracional de crear algo nuevo y único por encima incluso de cualquier esperanza.

O sobre el agotamiento de los recursos naturales

Eso o, tal vez, estamos ante un barroco panfleto de carácter necesariamente político sobre la malversación de los recursos naturales en un mundo que se agota y regenera, acaba y empieza otra vez.

TAMBIÉN LEA: Mother de Jennifer Lawrence no dejará indiferente a nadie

O sobre el fracaso de los matrimonios

Eso, o por qué no, y desde un punto estrictamente psicológico, lo que nos cuenta Aronofsky no es más que el fracaso de su matrimonio y el de todos los que la historia ha visto.

Diario La razón expone que podría tratarse sobre la ambición de crear por encima de todos

Si nos ponemos literales, la película parece una reflexión sobre la complejidad del mundo de la pareja y el lugar que ocupa el proceso de creación en él, hasta el punto de que podríamos especular con que ese autor hambriento de admiración, narcisista enfermizo que necesita vampirizar la energía de los que le aman e invocar a los que le adoran para seguir escribiendo es, sí, Aronofsky.

Mientras que en La tercera se señala que Darren Aronofski habló de tantos temas que terminó siendo un metaforón, aunque le encontró una interpretación bíblica.

Desde el inicio nos encontramos con un director preocupado de la forma y abrumadoramemte torpe en el contenido, que construye no una metáfora, sino un metaforón que habla de mucho sin profundizar en nada. Partiendo por hacer una obvia a alegoría religiosa —donde nos encontramos con María, Caín, Abel—, también habla de la maternidad, las relaciones de pareja, la obcecación y el narcisismo artístico.

Una metáfora sobre la naturaleza

Indiewire hace una interpretación interesante que parece tener el respaldo de Aronofsky.

mother

mother

La película sería una alegoría de la Madre Tierra. Jennifer Lawerence sería la Tierra y Javier Bardem, Dios. El personaje de Michelle Pfeifer, Eva, y Ed Harris (Adan). Ellos son la pareja que irrumpe en la casa y no se quiere ir. Ninguno de estos roles lleva un nombre en la película. Lo que se viene después es una obviedad bíblica. Porque los hijos de la pareja, compuesta por Pfeifer y Harris, se pelean hasta que muere uno de ellos como Caín y Abel.

mother

Casi al final se viene una destrucción, muerte, fanatismo hacia el personaje de Bardem (o Dios) que termina por destruir a la madre Tierra (o Jennifer Lawrence). Si es así, entonces la metáfora está explicada. Así lo señala Aronofsky.

Ella nos ha dado vida en este planeta. Todo lo que hace es darnos vida. También vemos la ira de la naturaleza en la escena cuando Madre ataca a la multitud. La alegoría es, aquí están estos increíbles recursos infinitos dados a nosotros y abusamos de todo.

Yo al final de verla fui bastante literal. Solo es la historia del escritor. Así es su libro que gira sobre la ambición de escribir por encima de todo y de todos, incluso sobre su querida esposa. Y Aronofsky dice que también hay algo sobre esto.

Mucha gente está viendo eso. Es porque tenemos a Jennifer Lawrence, Javier Bardem, Ed Harris y Michelle Pfeiffer tratando con la multitud, los paparazzi y los buscadores de autógrafos. Cuando estaba escribiendo no estaba buscando comentarios sobre eso, sino sobre el sentido alegórico de la adoración

Ya ven. Hay muchos significados. Así que si van al cine no la vean en el sentido literal. Sino vayan más allá. Pero lo que va pasar es que después de verla no la vas olvidar. O la amarás o querrás. No hay una tercera opción.

Te puede interesar

Dejar una respuesta