Compartir

Blade Runner 2049 es la secuela de Blade Runner estrenada en 1982 con Harrison Ford y dirigida por Ridley Scott. Hoy está dirigida por Dennis Villeneuve y protagonizada por Ryan Gosling, reciente nominado al Óscar por La La Land. La nueva obra de ciencia ficción es una impresionante obra visual que distrae (para bien) de la historia un poco simple, si comparamos con otras propuestas entregadas por este director.

Las imágenes son espectaculares. El color enamora. No es intenso, sino hermoso. Es una película de ciencia ficción que aprovecha bien los cambios que la tecnología puede implementar en una sociedad. Por eso contrasta bien las imágenes holográficas con el entorno de esta ciudad futurista.

Cada toma te distrae. Es un deleite a los ojos. Y te impresiona tanto que distrae un poco de la historia. Que no es tan difícil de entender. Un Blade Runner es un agente que persigue replicante, personajes creados por humanos con inteligencia artificial, que ahora reclaman su independencia. ¿Les parece conocida la historia? Pues sí. La hemos visto en varias películas de este tipo. No obstante está bien ejecutada, sin que el director pierda su estilo. Igual su sello está ahí. Solo que acostumbrados a esos giros y tramas complejas, este relato se hace bastante sencillo.

blade runner 2049

Sin embargo creo que Blade Runner 2049 solo es una excusa para iniciar una franquicia. Porque quedan líneas de la historia sin concluir, y que probablemente continúen en una secuela. Pero seguramente los productores no contaban que la cinta no respondiera en la taquilla. Porque se estrenó por debajo de las predicciones. Aunque no se puede hablar de un fracaso, no está rindiendo lo que se esperaba.

TAMBIÉN LEA: Pulgares arriba para Blade Runner 2049

Y si tiene posibilidades al Óscar. Pues en fotografía sí. En efectos visuales también. Porque trabajaron bien la holografía, una tecnología que fascina a los cineastas y que probablemente pronto veamos en la vida real. En categorías técnicas podría destacar. Pero en otras como película o dirección, le ve pocas probabilidades. Y no creo que esté al nivel de Mad Max: Furia en la carretera, que ofrecía acción, historia, música, buenas actuaciones y muchos aspectos que la hacen mejor.

Además que está película no es mejor que La llegada (The arrival) de Dennis Villeneuve, nominada al Óscar a mejor película.

Sí eres fanáticos de la ciencia ficción, si te gustan los colores en el cine y Ryan Gosling, además de Harrison Ford, entonces qué esperas, ve a ver esta película antes que la saquen de cartelera, porque no estará mucho tiempo en los cines.

Te puede interesar

Dejar una respuesta