Compartir

En el palacio de Buckingham hay un alboroto que Isabel II no entiende. Todos se mueven hacia el hall principal para, desde unos balcones, contemplar a la invitada foránea. Hasta su esposo está desconocido y se deja llevar para las masas. Jackeline Kennedy y su esposo, John F. Kennedy, llegaron invitados para una cena. A nadie le importa que el presidente de los Estados Unidos haya pisado el palacio británico, sino la presencia de Jackie.

NUESTRA OPINIÓN: La reina Isabel II también sufre una crisis matrimonial

Isabel II también siente curiosidad, pero, además, presión. Por eso días antes se esmeró mucho en escoger el vestido adecuado. La joya precisa y el peinado correcto para evitar ser opacada por el huracán Jackie.

La segunda temporada de The Crown nos cuenta un episodio del reinado de Isabel II probablemente desconocido para muchos: La reunión entre su majestad y la Primera Dama de los Estados Unidos.

MALAS PALABRAS

Reunión oficial entre la reina Isabel II y Jackeline Kennedy.

Que lejos del glamour y los bonitos vestidos lucidos para las cámaras. Hubo un detrás de cámaras que demostró tensión entre ambas.

Según la serie, Jackie no se refirió en buenos términos del palacio e Isabel II. Le pareció aburrido, en palabras generales. A Isabel II le decepcionó saberlo.

Y esa tensión así se presentó en la vida real. El diario inglés The Telegraph, Cecil Beaton, fotógrafo y modista británico que trabajó con Kennedy, escribió en uno de sus diarios privados que la Primera Dama no estaba impresionada con el palacio y su decoración, ni tampoco con el estilo y vestuario de su anfitriona, algo que más tarde comentaría en su círculo cercano.

Mientras que el escritor Gore Vidal señaló que Jackie encontró que la reina era bastante “pesada” y sintió “cierto rencor” de parte de la monarca hacia ella.

the crown

Incluso en la serie se desliza la posibilidad de celos ya que el esposo de la reina estaba interesado, como la mayoría de invitados, en la esposa de Kennedy.

LA VOZ DE LA ACTRIZ

Claire Foy, quien interpreta a Isabel II en la serie, explica otras razones que motivaron este encuentro.

Claro que los Wind­sor sabían quiénes eran los Kennedy, pero creo que el co­nocimiento de Felipe e Isabel sobre ellos realmente llegó cuando arribaron a París. Jac­kie era una mujer moderna, de la época. Los Kennedy eran una valiente esperanza para el cambio, y Elizabeth siente que quedó relegada, lo cual no le parece en absoluto, porque fue raro. La gente no pensaría que fuera tan mezquina, pero es una emoción muy humana decir, ‘espera, ¿y yo?

Lo cierto es que, según la serie, Jackie tuvo un nuevo encuentro, aunque fuera de las cámaras, con la reina donde le pidió disculpas y explicó las razones de sus malas críticas. Según ella, estaba drogada.

Interesante episodio entre dos mujeres que a su manera marcaron una generación.

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.