Compartir

Loving Vincent es una película que se atreve y arriesga. No es una cinta convencional. Ofrece una técnica y estética diferente. Cada fotograma es pintado y luego animado para dar como resultado una buena cinta de hora y media.

NO TE PIERDAS ESTA CRÍTICA: La crítica destroza a Bright, la nueva cinta de Netflix y Will Smith

La cinta animada funciona como un homenaje del artista Vincent van Gogh cuyo estilo y color se plasma en cada segundo de la película. Cada pincelada del holandés está ahí. Al igual que las texturas, formas y matices.

Es una película increíble. Funciona bien. Prefiere contarnos una historia de Vincent van Gogh pero transitando entre sus obras y utilizando su sello en cada fotograma de Loving Vincent. Si no conocías del trabajo del artista, pues ahora, y a la fuerza, ya lo conoces. Y por lo menos te motivará a buscar un poco más.

Solo cambia el color cuando se recuerda el pasado del autor. Ahí todo se vuelve blanco negro, luego predomina el amarilla, azul, rojos.

loving vicent

La historia de la película es sencilla. Se centra en un año después de la muerte del artista. Un joven reconstruye su fallecimiento, porque no cree en la teoría del suicidio. Así que recurriendo a técnicas de detective va empalmando los pasos del pintor. Reconstruyendo las últimas semanas del pintor. Hasta descubrir la verdad.

El filme no solo pone su trabajo en vitrina, sino también sus cartas. Principalmente la correspondencia que mantenía con su hermano a quien adoraba.

loving vicent

TAMBIÉN LEA: Le bajan el dedo al musical de Hugh Jackman

La cinta funciona como el género policial. Nos hace creer algo que no es y que se devela al final, como una cinta de suspenso. Aunque en la vida real, fuera de la pantalla grande, sí hubo sospechas sobre la muerte de van Gogh.

Pero el atractivo de la película está en su estética. Creo que no se ha hecho una película así. Porque la historia solo es una excusa para incluir las principales pinturas del holandés y destacar su trabajo, y aporte a la humanidad.

Vayan a verla al cine. Además que es la principal rival de Coco en la competencia al Óscar en cinta de animación. Sin embargo su valor no está en si gana o no el Premio de la Academia. Sino en su contribución y riesgo en el cine de animación. Tremendo trabajo.

Compartir
Artículo anteriorBright (ESTRENO)
Artículo siguienteLoving Vincent: Así se hizo la película
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta