Compartir

Django sale de la cárcel con la intención de cambiar de vida. Lo reconocen en la calle como una leyenda de la delincuencia, pero ya no quiere explorar ese campo. Su mente está puesta en trabajar e intentar recuperar a sus dos hijos.

LA VOZ DE LOS ESPECIALISTAS: Buenas reacciones a Django sangre de mi sangre

Pero su entorno no lo deja. Su trayectoria es tan atractiva que los nuevos bandidos lo quieren de su lado. A Django no le interesa. Solo le importan sus hijos. Pero tiene que volver a mancharse las manos por ellos, aunque sea por última vez.

Sin embargo, recaer (porque cree que no hay otra forma de defenderlos) lo redime y lo une, otra vez, a su familia.

ACCIÓN Y MÁS ACCIÓN

Desde el primer minuto, Django sangre de mi sangre es acción. Dos autos se persiguen y uno sale volando por los aires. Mientras las balas elevan la tensión.

Pero la acción viene acompañada de buena actuación. Hay buenos encuentros entre los personajes. Entre Django y el comandante; Tania, esposa de Django, y la chica dinamita. Django y Magda: Django y Marquina (Aldo Miyashiro). Y el mejor, en la cárcel, entre Django y Montana, el hijo de Django.

Cada uno acompañado con unos diálogos francos (no apto para todos los oídos), sin censura, bastante peruanos (espero que no se hayan ofendido como no lo hacen cuando se escucha hasta al cansancio la palabra “fuck” en las cintas de Hollywood) y close de up de la cámara que te ayudan a valorar mejor la intención de la escena a través de la mirada.

Para elevar aún más el suspenso hay un juego de intereses donde se suman los soplones. A ver quien tiene el mejor traidor: la policía o la delincuencia. Y ese juego le imprime más suspenso y le da los giros apropiados a la película.

Django sangre de mi sangre demuestra que es posible realizan un buen cine comercial, cuando se mezcla una buena historia y destacables actuaciones. No se queda en la cascarita. En la bala o en los autos circulando por las calles. Le mete corazón e intensidad a las interpretaciones y hace mejor la cinta. No se sí sea la películas de las masas, pero como ocurrió con la anterior Django del 2002, esta tampoco se olvidará fácilmente.

MONTANA ES LO MEJOR

django sangre de mi sangre

Pero en las actuaciones hay que destacar el trabajo de Enmanuel Soriano, actor quien interpreta a Montana. Siempre lo hemos vistos en telenovelas y películas como el buena gente de la historia. Pero este papel es un cambio de 180 grados. Desde que ingresa en escena está metido en su papel de delincuente, emulando a su padre Django. E incluso cuando su personaje se quiebra, lo hace bien.

También destaca Stephanie Orue, Magda, quien interpreta a la sobrina de cariño de Django y la pareja de Montana. También nos tenía acostumbrados a papeles suaves, cómicos, pero aquí, se desata y al igual que Soriano da un giro, y lo hace bien. No solo es la chica sensual, sino también una mujer con bastante carácter, a quien todos deberíamos tomar. Y con la frialdad de tomar decisiones que la favorezcan.

Giovanni Ciccia está bien como Django junto a Tatiana Astengo. Y creo que la escena de los dos, en la intimidad de la cárcel, es una de las mejores.

Por qué verla

Porque si te gustan los policiales, acción y suspenso, compra tu entrada y apréciala. Si te gustó, la primera esta te gustará más. Pero te recomiendo no llevar a niños (como vi en algunos cines) no es precisamente una cinta familiar y no es apta para oídos vírgenes. No obstante es altamente recomendable.

Dejar una respuesta