Compartir

Sinopsis

Basada en la historia real de Sarah Winchester (Helen Mirren), una millonaria viuda convencida de tener una maldición. Después de la repentina muerte de su marido y su hijo, cree que las almas de todas las personas que murieron por culpa del famoso rifle creado por su familia se dedican a perseguirla. Para intentar despistar a los espíritus en pena, construyó una mansión de casi 200 habitaciones con escaleras que no daban a ninguna parte y puertas que al abrirse descubrían un muro… todo con la intención de esquivar a los seres del otro mundo.

Compartir
Artículo anteriorDjango 3: ¿Se viene una tercera parte?
Artículo siguienteVikingos
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.