Compartir

En Tres anuncios por un crimen (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri) todos responden a las patadas. Parece que no hay otra forma de diálogo posible. Si conversas no pasa nada, pero si gritas, golpeas o si haces explotar una estación de policía, sí. Ahí te hacen caso. Porque si dialogas y esperas, te responde la indiferencia y te reduce al olvido.

Tres anuncios por un crimen, favorita al Óscar, y estrenada en pocas salas en Perú, habla de la historia de madre que busca justicia por la violación y asesinato de su hija. Contrata una agencia de publicidad para que en tres paneles coloquen tres mensajes que exijan respuestas a la policía local sobre el asesinato de su pequeña.

Los paneles están instalados en una autopista que nadie visita, pero desde la colocación de esos mensajes se vuelve popular. Como cuando denuncias un caso de violencia contra la mujer, no te hacen caso y recién lo hacen cuando vas a un medio de comunicación.

Obviamente la policía local reacciona, pero no necesariamente para investigar, sino para exigir el retiro de esos paneles. Aunque implícitamente admiten su incompetencia en la resolución de este crimen.

BUENOS PERSONAJES

La madre, interpretada por Francis McDormand (también favorita al Óscar), no es precisamente una mujer dulce y hogareña. Sino con carácter fuerte dispuesta a ir hasta las últimas consecuencias por atrapar el asesino de su hija.

Dentro de este drama, tan vigente en estos tiempos, hay espacio para la comedia. Aunque bastante negra y cruel. Y en ese espacio se desenvuelve bien el personaje Sam Rockwell (también favorito al Óscar) como el policía racista, homófobico, ocioso, aunque leal a la policía. Pero según su jefe tiene madera para convertirse en un buen protector de la ley (¿?).

Pero queda claro desde el inicio y hasta el final que resolver este crimen solo se hará al margen de las leyes, con la fuerza de las palabras, patadas y puñetes.

UN TEMA VIGENTE

Decimos que este tema está vigente, porque muchas mujeres denuncian y no los hacen caso. Y lo más grave es que cuando reclaman, las autoridades intentan callar sus voces, como sucede en la película.

Véan Tres anuncios por un crimen en el cine. No creo que sea una cinta para divertirse, sino para apreciar una crítica social y buenas actuaciones.

Reseña Panorama
Buena
Compartir
Artículo anteriorCincuenta sombras liberadas: Fracaso de críticas
Artículo siguienteLa casa rosada: La última película de Palito Ortega
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.