Compartir

Un beso en el cine se ve mejor con una canción. Le pone más romanticismo. Hay clásicos de canciones de amor en el cine que jamás vamos a olvidar.

TAMBIÉN LEA: Diez comedias románticas para creer en el amor

Ghost: La sombra del amor


La tesis de esta película es que el amor trasciende a la muerte. Hay una escena en que los protagonistas se ponen a trabajar en arcilla, aunque es una excusa para sentirse cerca. En el fondo se escucha Unchained Melody de The Righteous Brothers. La película estuvo nominada al Óscar. Ganó dos premios. Si no la viste, aprovecha para sentir romanticismo puro con esta película. Una de las canciones de amor clásica.

Titanic


Entre quienes aman Titanic recuerdan la canción principal de esta película: My Heart Will Go On. La canción fue un éxito. Vendió 15 millones de copias y ganó el Óscar de ese año a mejor canción original. Un éxito que todavía se escucha.

El guardespaldas


Whitney Houston le pone sentimiento a El guardespaldas con la canción I Will Always Love You. Quizás sea el tema que más recuerden los seguidores de esta cantante. Vendió millones de copias.

La boda de mi mejor amigo


Comedia de Julia Roberts que tierna una escena bastante tierna. Cuando toda la familia está reunida en la mesa y canta I say a little pray for you. La canción tiene varias versiones, pero la verdadera corresponde a Arentha Franklin.

Jerry Maguirre


Quizás esta película sea de superación personal, pero el amor tiene bastante presencia en la historia. Tiene buenos diálogos, pero una canción inolvidable: Secret Garden de Bruce Springsteen.

Armaggedon


Probablemente por la canción compuesta por Aerosmith muchos pasen por alto que la película es mala. I Don’t Want to Miss a Thing estuvo nominada al Óscar de ese año.

Dirty Dance


Otro clásico que lleva una buena canción:(I’ve Had) The Time of My Life. Clásico también es la escena de baile donde carga a la muchacha. Quién no lo ha intentado.

Compartir
Artículo anteriorLista de canciones de Django sangre de mi sangre
Artículo siguienteFaces places: Retratos de gente ordinaria con historias extraordinarias
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.