Compartir

El primer actor de rebeldía de la protagonista de esta película es cambiarse de nombre. No le gusta que la llamen Christine como la bautizaron sus padres, sino Lady Bird. Cuando gana una audición para una obra en el teatro escolar, se siente triste porque consideraron a “una tal Christine” que no la representa. Y sigue con su rebeldía. Toma un lapicero y al costado pone “Lady Bird“.

TAMBIÉN LEA: La forma del agua lidera las apuestas al Óscar 2018

Lady Bird es la historia de una adolescente rebelde, dotada de una lengua que no censura nada y en busca de su camino, lejos del pueblo que la crió. Prueba, experimenta, pero solo está segura que debe irse de Sacramento, donde vive, para aspirar a una vida mejor. Conseguir una mejor versión de ella misma.

Pelea entre madre e hija

Pero también tiene una relación bastante tensa con su madre. No es que se odien, sino que son iguales. Solo que su madre es la versión madura de Lady Bird. Y mientras Christine no tiene problemas en votar todo lo que piensa, su madre tampoco, y a la adolescente no le gusta. Se victimiza. No quiere reproches de su madre, sino amor.

La protagonista no llega a ser insoportable, solo refleja a la adolescente intentando buscar su camino en esta vida. Probablemente muchas, y quizás muchos, se hayan reflejado en este personaje. Importante darle voz a un rol adolescente pocas veces comprendido por los adultos.

Buenas actuaciones

La película es sencilla soportada en las buenas actuaciones de Saoirse Ronan (Lady Bird) y Laurie Metcalf (la mamá de Lady Bird).

No se necesita una gran escenografía, porque todo transcurre en un pueblo. Y los diálogos generan un enfrentamiento verbal entre madre e hija. Pero también permiten conocer las posiciones de la protagonista (como esa respuesta sobre el aborto que hizo ruborizar hasta sus compañeras más traviesas).

Curioso resulta que Metcalf interprete en televisión a la mamá de Sheldon Cooper, protagonista de la comedia The Big Bang Theory, la versión masculina de Lady Bird. La actriz parece trasladar ese rol al cine, aunque le pone menos comedia y más seriedad. Porque alguien tiene que ponerle límites a esta muchacha.

Por qué verla

Pues porque Saoirse Ronan entrega una buena actuación. Porque probablemente las adolescentes se vean reflejadas y las mamás también. Y porque es una película agradable e interesante.

 

Reseña Panorama
Buena
Compartir
Artículo anteriorBanda sonora de Lady Bird: Escúchala en Spotify
Artículo siguienteCanciones de Locos de Amor 2: Lista de temas del musical peruano
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta