Inicio Crítica Llámame por tu nombre: El romance perfecto

Llámame por tu nombre: El romance perfecto

Llámame por tu nombre cuenta la historia de amor en tiempos perfectos.

0

En Llámame por tu nombre hasta la naturaleza es cómplice del amor de Elio y Oliver. Todo es perfecto. El amor de ambos nace en la tranquilidad que ofrece el campo y la frescura de la estación veraniega. La única forma de arruinar ese amor es un gesto o una palabra mal dicha.

TAMBIÉN LEA: Qué película ganaría y debería ganar el Óscar

Y al inicio así sucede. Porque los roces no se entienden. Los prejuicios, o la idea que no uno tiene sobre el otro, ponen una barrera y quitan días a ese amor.

Llámame por tu nombre es la historia de amor de un joven adolescente y un universitario. En época de vacaciones coinciden y se enamoran.

Si bien es un drama LGTBI se desmarca de la narración típica de este tipo de películas. Porque solo se concentra en su relación. No da espacios a críticas o a mostrar el rechazo que podría generar en la familia o sociedad, como se describe en otras cintas. Aquí solo somos testigos del amor de Elio y Oliver.

Por un lado Elio empieza a descubrir su sexualidad y no tiene en problemas en aceptarla. Salvo la escena del durazno donde se siente sucio. Pero luego se entrega al amor (aunque suene cursi). Y por otro Oliver quien ya quién es, pero también reconoce que debe mantener una imagen, esconderse, quedarse en el closet.

Buena película, pero mejor el ambiente en que se desarrolla. Son las vacaciones perfectas. Es el amor perfecto.

 

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.