Compartir

El triunfo de Una mujer fantástica tuvo un impacto político en Chile. La victoria de la película en los Óscar, en ese país, hoy no significa presumir, sino aprovechar la oportunidad para debatir un problema que no es exclusivo de Chile, sino del mundo: la identidad de género. Por la ausencia de esta norma, la actriz, Daniela Vega, no puede cambiar su nombre.

TAMBIÉN LEA: Una noche fantástica para México y Chile en los Óscar

En este país hoy, en el que yo regreso con el equipo feliz, en mi carnet hay un nombre que no es mi nombre, y es porque el país donde yo nací no me entrega esa posibilidad

Vega no puede cambiar su nombre, porque no hay una ley que no se le permite. En Chile, en los últimos de gestión del gobierno de Michelle Bachelet, se discutió este asunto, pero no llegó aprobarse porque no estaban de acuerdo en otorga este derecho a menores de edad. La presidenta a días de su salida, ha pedido que se vuelva a discutir este tema en el Parlamento.

El creciente consenso en torno a que Chile tenga una ley de Identidad de Género debe transformarse en hechos concretos. Por ello, decidí darle suma urgencia al proyecto que está en su última etapa en el Congreso. ¡Las personas transgénero no pueden seguir esperando!

Con su mensaje logró que el proyecto supere barreras burocráticas y se analice en el senado chileno. Pero le toca al gobierno de Sebastián Piñera asumir este reto. Lo más probable es que no se permita a menores apoyarse en esta ley, pero quizás se apruebe el resto para la comunidad trans.

No obstante Daniela Vega sigue representando a Chile con el nombre bautizado por sus padres.

Incluso se generó un problema en el municipio de Ñuñoa. Iban a entregarle el reconocimiento como hija ilustre de la ciudad, pero por su nombre optaron por crear un reconocimiento especial. La decisión generó rechazo en las redes sociales.

Daniela Vega es una actriz transgénero que debutó con la película La visita. Se hizo más visible con Una mujer fantástica con Sebastián Leilo y se viene Un domingo de julio en Santiago.

Compartir
Artículo anteriorEncadenados de Miguel Barreda busca su DVD
Artículo siguienteHuracán categoría 5
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.