Compartir

La casa rosada, obra póstuma de Palito Ortega, reconocido director ayacuchano, fallecido en febrero del 2018, tuvo un estreno limitado en Perú. También es la última película de Carlos Cano, quien falleció en el 2015.

TAMBIÉN LEA: La casa rosada, la última película de Palito Ortega

La nueva cinta del ayacuchano aborda las épocas del terrorismo que hirieron de gravedad a Ayacucho. Pero en La casa rosada se centran en los crímenes cometidos por un grupo de militares contra la población.

En su afán, o meta, por capturar y vencer a los terroristas, un sector de los militares enviados a zonas de emergencias perpetraron delitos contra inocentes. Esta mala práctica castrense está comprobada en informes de la Comisión de la Verdad y viene siendo juzgada en el Poder Judicial.

En La casa rosada un maestro, con dos hijos menores, es confundido con terroristas. Es llevado a los calabozos y torturado a efecto que confiese una militancia terrorista. Sin embargo el catedrático de la universidad no tiene ningún vínculo con Sendero Luminoso. Su único delito es enseñar en la Universidad de Huamanga de donde se cree salieron varios seguidores de las ideas locas de Abimael Guzmán.

INFORMACIÓN VALIOSA

la casa rosada de palito ortega

Sin embargo la película no pierde tiempo en los terroristas, sino que se enfoca más en los militares y sus métodos. Hay realmente escenas increíbles. No es un secreto que algunos de los oficiales y suboficiales no midieron su poder y maltrataron a civiles inocentes. Pero lo que muestra La casa rosada linda con un salvajismo que los pone a la altura de los terroristas.

Mientras la población vive en una paranoia constante. Sobreviviendo entre los ataques terroristas y los métodos de malos militares.

La película de Palito Ortega aporta información fundamental, cruda y sin censura, basada en hechos reales. Ayacucho no era una tierra para vivir por esas épocas y parece que muchos hemos olvidado ese contexto.

Pero el problema con la película es que deja algunos huecos. Por ejemplo aquella escena en que el profesor va a pedir dinero prestado a su hermana. Demora horas y regresa algo maltratado. Además que ese momento coincide con su encuentro con dos jóvenes terroristas. No se finaliza esta línea de la historia. Deja a la especulación. Y así otros pedazos del argumento.

Había personajes que lindaban con la comedia como el agente de inteligencia disfrazado de mendigo. También nos hubiera gustado que sean igual de duros con los terroristas, pero la cinta se enfoca más en el trabajo militar, que en la locura de Sendero Luminoso.

Pero al margen de estos detalles la cinta tiene un valor fundamental que merece verse para refrescarnos la memoria.

Reseña Panorama
Regular
Compartir
Artículo anteriorHan Solo: Primeras reacciones a la película de Star Wars
Artículo siguienteDeadpool 2 con aprobación de la crítica
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.