Compartir

westworld

Al estilo de las películas de superhéroes, Westworld presentó una escena poscrédito que podría encajar en una teoría. La toma fue incluida en el capítulo final de la serie.

TAMBIÉN LEA: Preguntas y respuestas del final de temporada de Westworld

En esta escena vemos a William, el hombre de negro, descender por un ascensor y acceder a un ambiente desordenado. Donde lo recibe su hija. Ahí empieza la primera interrogante: “¿No estaba muerta su hija?”. Ambos conversan y su heredera le dice que deben hacer una prueba de fidelidad. Esta evaluación solo se hace a los anfitriones o robots. ¿William es uno de ellos?

Una teoría sostiene que sí. Pero según las explicaciones de los creadores de la serie, habría otra versión.

Según Jonathan Nolan, creador de Westworld, esta escena se produciría en un futuro muy, muy lejano.

Ellos [William y Emily] mencionan expresamente que no están en el sistema. Y a continuación vemos sus ruinas. Así que esa escena sugiere que estamos en algún momento del futuro.

Lisa Joy, otra de las escritoras de la serie, también habló sobre esta versión de Nolan. Aunque es más precisa

En un futuro muy lejano, el mundo es dramáticamente diferente. Bastante destruido como estuvo. Una figura en la imagen de la hija de (William), su hija está, por supuesto, muerta, ha regresado para conversar con él. Él se da cuenta que está viviendo en este bucle, una y otra vez. El bucle primario que nosotros hemos visto esta temporada, ellos han estado repitiendo, probando cada vez lo que llaman fidelidad o quizás una desviación.

No necesariamente se confirma que El hombre de negro es un anfitrión, sino que, después de muchos años, no se le deja descansar en paz.

Un bucle se repite una y otra vez y muchos creen que al poner a William en un bucle, entonces sería una venganza de Ford o Dolores por todo lo que ha hecho.

La tercera temporada de Westworld llegaría recién en el 2020.

Compartir
Artículo anteriorWestworld: Preguntas y respuestas del final de temporada
Artículo siguienteRusia 2018: Hollywood alentó a la selección peruana
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta