Compartir

misión imposible

La fortaleza de las películas de Misión Imposible está en sus escenas de acción. Cada cinta, seis en total, ofrecen escenas increíbles que retan al protagonista, Ethan Hunt. Las tomas incluidas en Misión Imposible: Repercusión no solo son mejores que Nación Secreta, sino que le imprime bastante realismo.

TAMBIÉN LEA: Así se hicieron las escenas más peligrosas en Misión Imposible

Es posible ponerle mucho ojo a una pelea cinematográfica y darte cuenta que es parte de una coreografía. Pero en Misión Imposible cada golpe te duele, te hace intentar cerrar los ojos, o sentir ese reflejo “del yo no quiero ver, pero igual, soy macho y lo veo”, e incluso te obliga a cerrar los puños en solidaridad al personaje caído en la pantalla grande.

Las escenas son buenas. Al inicio la historia juega con la edad de Ethan Hunt, y del actor, porque Tom Cruise ya no es un joven, y tiene 56 años, al contrastarlo con un joven Henry Cavill (Superman), al final te das cuenta que Cruise es superior en todos los sentidos, incluso como actor (nominado al Óscar tres veces, y aunque no crean nunca lo ganó). Y si conoces el detrás de cámaras de cada escena peligrosa, terminas admirándolo más.

Misión Imposible: Repercusión es un buen conjunto de acción, tensión y ritmo con una suficiente dosis de drama. Tiene giros importantes apoyados en las máscaras frecuentemente usadas en las primeras películas.

La historia intenta develar los sentimientos del duro espía Ethan Hunt al intentar ponerlo contra las cuerdas con el recuerdo de su esposa y el sentimiento recién aparecido hacia otra agente. Pero como que no encaja. No termina de acoplarse a la película. Lo bueno es que lo melodramático fue mínimo, porque probablemente hubiera arruinado la cinta.

En ese sentido sí Nación Secreta es mejor, pero en acción, puesta en escena, Repercusión es superior. Véanla. Altamente recomendable.

PD. Se hizo extrañar el personaje William Brandt, interpretado por Jeremy Renner (Ojo de Halcón)

Reseña Panorama
Buena
Compartir
Artículo anteriorMisión Imposible: Así se hicieron las escenas de acción más peligrosas
Artículo siguienteChristopher Robin: Qué dice la crítica de la película
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.