Compartir

the tale

Tenía 40 años y pensó que su primer amor lo tuvo a los 13 años. Lo bautizó como un romance adolescente, porque jamás se dio cuenta que fue víctima de abuso sexual. Su cuerpo le advirtió. Pero no le hizo caso a las señales. Ya adulta, y mirando hacia atrás, reparó en esta atroz verdad. The tale es una película que habla bien, y sin censura, sobre este tema.

TAMBIÉN LEA: Conoce los estrenos que huelen a Óscar en el Festival de Toronto

The tale es una película autobiográfica de la directora, Jennifer Fox. Se estrenó por HBO el 4 de agosto como una película para televisión y ya está disponible en HBO Go (una plataforma similar a Netflix).

La cinta cuenta la historia de una documentalista quien repara en el abuso sexual sufrido cuando tenía 13 años siendo responsable su entrenador de equitación de por lo menos 30 años de edad.

Esta es una historia real que la misma directora se atrevió a contar. “La gente está lista para ver cuán grotesco es esto”, señaló Fox a The Hollywood Reporter. No fue fácil. Demoró muchos años en concebir la idea hasta que la lanzó obteniendo éxito en críticas. Además la película está nominada para un Emmy.

No hubo censura. Porque se recrearon las escenas del acto sexual entre los protagonistas. Usaron un doble adulto para grabar estas tomas.

La película se enfoca en ir recreando las etapas del abuso sexual. No estamos ante una historia donde la mujer conoce desde un inicio que fue víctima de ultraje. Sino que no lo sabía hasta varios años después. Al recordar el asco, vómitos, dolor de cabeza, decaimiento que sentía luego de mantener relaciones sexuales, recién se dio cuenta de la violación. El cuerpo avisa, solo que muchas veces no le hacemos caso. Esta es la parte más impactante de la cinta.

El trabajo de la interpretación está a cargo de la buena actriz, Laura Dern, a quien Brian De Palma la calificó como la única “con los huevos para hacerlo” y le puso mucho carácter y fuerza a este rol.

The tale es una buena película. Recomendable.

Reseña Panorama
Buena
Compartir
Artículo anteriorEl hombre y hormiga y la avispa no despega en la taquilla
Artículo siguienteEl Óscar quiere ser popular
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.