Compartir

caiga quien caiga

Caiga quien caiga no ha tenido buenas críticas desde su estreno. La llaman una oportunidad perdida, otros la califican de ligera. Aunque en taquilla no le ha ido mal. En su primer fin de semana llevó 118 mil espectadores. La pregunta es si sostendrá este ritmo. En este caso el boca a boca es importante. Y todavía no se siente en redes sociales.

TAMBIÉN LEA: Caiga quien caiga es lenta, informativa y ligera

Qué dice la crítica de Caiga quien caiga, pues aquí les dejamos las principales reseñas.

 

Rpp (Julio Escalante):

“Caiga quien caiga” es decepcionante. Una promesa incumplida por toda la expectativa que se generó antes de su estreno. Contar la fuga de Vladimiro Montesinos, en la etapa final del gobierno de Alberto Fujimori, se presentaba como la oportunidad para hacer un thriller de intrigas políticas, pero hay que tener oficio para eso y lo que tenemos en cambio es un guion y una dirección poco inspiradas y con limitaciones

Wayka (Mónica Delgado):

Caiga quien Caiga de Eduardo J. Guillot entró con creces a la galería de oportunidades perdidas en el cine peruano. No solo desaprovecha un contexto absolutamente propicio para la discusión sobre la urgencia de la lucha anticorrupción, sino que expresivamente apuesta por la modorra visual, en un trabajo sin matices, sin profundidad en hechos y personajes, con planos aplastados, donde el dron asume la mirada panorámica que escabulle desde la postal atmosférica el olor de la putrefacción moral que apenas expone

Páginas del diario de Satan (Ricardo Bedoya)

La patología del poder corrupto durante el llamado fujimontesinismo pudo haber dado origen a un relato apasionante. Justo lo que “Caiga quien caiga” no es. Todos los ingredientes estaban ahí, en potencia, listos para ser aprovechados por un realizador experto. Algunos de los tratamientos y opciones posibles eran los siguientes

Y CÓMO VA EL BOCA A BOCA (No muy bien)

Compartir
Artículo anteriorCaiga quien caiga: Por qué el libro es mejor que la película
Artículo siguienteSiete series latinas para ver en Netflix
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.