Compartir

rosa mística

Desde los cinco años, Rosa tenía su vocación clara: acercarse a Dios. No quería nada más que sentirse bendecida de tener cerca al Todopoderoso. Cuando llega a la madurez, y sus convicciones son más fuertes, recurre a técnica o disposición católica para alcanzar su meta.

TAMBIÉN LEA: Qué dice la crítica de Caiga quien caiga

Rosa Mística es la historia de Santa Rosa de Lima. La película dirigida por Augusto Tamayo (La fuga del chacal, El bien esquivo) y protagonizada por Fiorella Pennano (Como en el cine) se concentra en el camino hacia la santidad de Rosa.

No es la típica película de Semana Santa donde los líderes religiosos son héroes, conectan con el público y sueltan una buena frase para aplicarla a la vida. Es un relato más íntimo que describe a una mujer en búsqueda de la soledad, alejada del resto para acercarse a Dios. Por momentos duele. Porque Rosa está convencida que el dolor la mantendrá cerca a Dios, por eso maltrata su cuerpo (ayuno, flagelación, corona de espinas) a efecto que su alma se encuentre con el creador. Y no es un técnica inventada por ella, sino que la misma iglesia Cátolica la impuso. Rosa sola la usa para llegar a su objetivo.

Pero por momentos vemos a una Rosa más humana. Para Rosa el fin justifica los medios. Da la impresión que todo lo hace porque quiere llegar a su propósito, como lo señala al final de la película. Como alguien que hace empresa o quiere poder. No se le ve convencida de atender a los enfermos (tiene sus razones para no atenderlos, según la cinta), por ejemplo, aunque reconoce que lo hace por su propósito. ¿Acaso no fue sincera con el prójimo? Porque si llegar a Dios significa dar la mano al necesitado, entonces hay que hacerlo ¿Pero qué pasa si Dios no lo manda así? ¿Hubiera Rosa protegido a sus hermanos?

TAMBIÉN LEA: Las diferencias entre el libro y la película Caiga quien caiga

El retrato que ofrece Augusto Tamayo en Rosa Mística perfila una mujer conectada con su objetivo, egoísta y, por momentos, rozando la locura (por ejemplo, la escena de la enferma en el hospital). Esa personalidad contrasta mucho con la percepción del público descrito en Rosa Mística. Los fieles ven a una santa, pero lo que vemos en la pantalla grande no es precisamente la imagen de la mayoría. Hubiera sido más interesante ver a esa Rosa más conectada con la gente y ver las razones de ese amor por la santa.

Fiorella Pennano interpreta a Santa Rosa de Lima

El trabajo de Fiorella Penanno como Santa Rosa de Lima es bastante bueno. Su trabajo es impecable. Transmite esa locura y obsesión por llegar a la santidad. Se le ve frágil y maltratada. A veces sus ojos te ayudan a entender el personaje. Es difícil perder la atención cuando vemos su trabajo. Además que ella tiene los diálogos más rebuscados de la película, lenguaje propio de la época.

Rosa Mística no es una película fácil. Es una cinta para discutir y conversar, que no te dejará indiferente.

 

Reseña Panorama
Buena
Compartir
Artículo anteriorLa favorita de Yorgos Lanthimos nueva favorita al Óscar
Artículo siguienteNace una estrella: Pulgares arriba para película de Lady Gaga
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.