Compartir

jane

Jane, el documental biográfico de la primatóloga, antropóloga y etóloga, Jane Goodall, está disponible en Netflix.

TAMBIÉN LEA: El caso Roe, una guerra por y contra el aborto

La película se estrenó en el 2017 y mereció varios premios así como buenas críticas en los Estados Unidos.

El documental inicia desde el primer contacto que Jane tuvo con los chimpacé en el parque nacional de Gombe en Tanzania. Aquí cinco datos revelados en este documental.

COMO TARZÁN

Desde pequeña Jane sabía que quería estar en contacto con la naturaleza. Como Tarzán, se escucha en una de las escenas de la película. Trabajó como mesera y juntaba sus propinas para ir al África, hasta que le llegó una oportunidad: conocer los chimpancé en su naturaleza. Solo tenía que observarlos, anotar su comportamiento para una investigación científica.

FRUSTRACIÓN

Pasó seis meses en el parque nacional de Tanzania, Gombe, observando a los monos. Pero durante este lapso los primates no se le acercaban. Fueron bastante tímidos. Hasta que poco a poco perdieron el miedo y rodeaban sin problema a Jane. Ese contacto la llenó de alegría.

SU PRIMER DESCUBRIMIENTO

Anotar el comportamiento de los monos le permitió hacer un descubrimiento importante por esos años.

Vio como los monos arrancaban pequeñas ramas, les quitaban las hojas y las usaban para atravesar un nido de termitas, sacarlas y comerlas.

Su revelación causó sensación en la comunidad científica de los 60, porque se creía que los animales no podían desarrollar esas conductas.

Incluso en las portadas mostradas se ve como unos preguntas si debería de dejar de llamar animales a los monos, por este comportamiento.

ENCONTRÓ EL AMOR EN ESTE TRABAJO

A raíz de este descubrimiento, National Geographic envió al fotógrafo, Hugo van Lawick, para certificar esta investigación.

Jane y Hugo iniciaron, primero una relación de trabajo, luego amical. Aunque Jane reconoce que no se llevaban bien al inicio. Pero el amor se impuso y ambos se casaron.

¿Saben cómo le pidió matrimonio? por telegramas. Hugo terminó su misión y regresó a los Estados Unidos. Luego envió una misiva donde le pide matrimonio. Ella acepta también por correspondencia.

Los continuaron trabajando juntos en esta misión. Hasta que después de una década se divorciaron. Él murió en el 2002.

CRIARON A SU HIJO EN LA SELVA

Tuvieron un pequeño a quien criaron en la selva. En el documental se le ve rodeado de los monos, aunque en la jaula, para evitar ataques u otros problemas. Cuando tenía edad para estudiar lo enviaron a Inglaterra. Pese a que vivió con ellos, su muchacho no quería  los monos.

LOS ANIMALES TAMBIÉN SE DEPRIMEN

jane

Una observación interesante se dio con una mona y su hija. Ya vieja, la chimpacé pierde la vida en un arroyo. Aparentemente por infarto. Su hijo, quien ya tenía un heredero, la ve por horas, la mueve y no se va hasta que desiste y se refugia en un árbol.

Por tres semanas Jane observó que este mono se deprimió, no comía. Hasta que murió.

Previo a este fallecimiento notó que la relación entre ambos fue de dependencia. Ante la ausencia de su madre, este mono se dejó morir.

QUÉ TAL EL DOCUMENTAL

Bueno. Bastante conmovedor y motivador, porque nos muestra sin censura su pasión. Nos dice que trabajar duro nos lleva al camino de nuestros sueños. Además que el trabajo con los monos, resulta bastante interesante.

Se lo recomendamos.

 

Compartir
Artículo anteriorBuscando explora miedos de un padre desde una computadora
Artículo siguienteConoce los estrenos de Netflix en octubre
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.