Compartir

Por Christiaan Lecarnaqué L.

Amigos en apuros es una comedia peruana divertida gracias a las ocurrencias de su protagonista Manolo Contreras.

TAMBIÉN LEA: Utopía, recuerdos de una injusticia

Manolo tiene problemas en el juego. Debe mucha plata. No tiene casa ni familia. Pero sí una afición por las mujeres y las apuestas. Cuando se ve problemas busca a un amigo de promoción, a quien defendía en el colegio, para quedarse bajo su protección.

No es que su mejor amigo sepa la verdad. Manolo inventa una enfermedad terminal. Hace una apuesta con esta mentira y su amigo cae. Le cree. Le provee de cuidados y lo deja dormir en su domicilio.

Pese a este cambio los problemas persiguen a Manolo quien involucra indirectamente a su nuevo mecenas. Sin embargo apuesta y apuesta con tantas mentiras que la jugada le surte efecto. Ni siquiera hasta el final de la historia su amigo lo ve como una mala persona. Porque para él la presencia de Manolo significó salir de la rutina, probar aventuras y encontrar el amor negado por su esposa.

Para el director peruano, Joel Calero, también es una apuesta involucrarse en la comedia. Sus dos anteriores filmes: Cielo Oscuro y La última tarde transitaron entre la sobriedad y drama. También lo es para Lucho Cáceres, quien protagoniza y dirige este película. Es la primera vez que está detrás de cámaras.

En los dos últimos años la mayoría de comedias apostaban por una ligereza que invitaban más al bostezo que a la risa. Productos con buenas taquilla, pero fácilmente olvidables.

En Amigos en Apuros se trabajan dos historias. Por un lado Manolo busca zafarse de sus problemas de deudas por el juego y para tal fin hace lo que mejor le sale: arriesgarse, organizar una sistema de mentiras que lo llevarán a su meta.

Mientras que hay otra harto conocida en el cine, y un poco forzada, donde el amigo aburrido se contagia del otro más experimentado en la vida. Decide probar nuevas aventuras y nuevos amores por la dizque influencia de Manolo, o de sus mentiras. Por qué no queda claro si lo hace porque es su amigo o porque tiene que ocultar su otra vida. Bueno, lo hace por él.

Al final Manolo cumple su objetivo y sigue su camino, de lo contrario, o ponerse dramáticos y apostar al amigo que me engañó y luego nos reconciliamos, hubiera significado otra media hora en la película.

Pero no podemos negar que Amigos en apuros tiene unos buenos momentos hilarantes gracias a la intervención de Manolo, personaje interpretado por Lucho Cáceres, frecuente colaborador de Calero con quien trabajó en La última tarde y Cielo oscuro.

La parte cómica de Amigos en Apuros la soporta este personaje y la hace bien.

 

Reseña Panorama
Regular
Compartir
Artículo anteriorEl banquero de la resistencia: Hombres de negocio contra nazis
Artículo siguienteDieciseis películas iberoamericanas pelearán por el Óscar
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.