Compartir

bohemian rhapsody

El mejor momento de la película Bohemian Rhapsody se hace esperar hasta el final. En los últimos 15 minutos (o 20) se recrea parte del concierto Live Aid, organizado en 1985 para ayudar a África y luchar contra el Sida, donde participó Freddie Mercury y su banda Queen.

TAMBIÉN LEA: Lo mejor de Bohemian Rhapsody en los últimos 20 minutos

Como dirían en la televisión fue un momento apoteósico bien adaptado en la pantalla grande, aunque con otro lenguaje que buscó aumentar la carga emocional sobre ese recuerdo. Además que la escena permitió al actor, Rami Malek, mostrar mejor su talento y fundamentar las razones planteadas para contratarlo en el papel del líder de Queen.

Ese momento existió, sino creen, verifiquen Youtube. Pero cómo se hizo. Pues con interpretación, producción y ayuda de los efectos visuales.

ASÍ SE HIZO

Fue la primera escena grabada en la película. Y no se hizo en el estadio Wembley donde se desarrolló el concierto, sino en un campo abierto funcional para el aterrizaje de pequeñas naves llamado Bovingdon Airfield.

El cambio de escenario se debe a que durante estos años ha sufrido varias remodelaciones y no mantiene la misma imagen que aquel de 1985.

Se hizo una copia exacta del escenario. Se convocó a extras. En total participaron 2 mil en las grabaciones. Pero con ayuda de la computadora se reprodujo esta cantidad hasta los más de 70 mil que en realidad disfrutaron de las melodías de Queen, y otros rockeros de moda en esa época.

Los actores tuvieron seis semanas para ensayar los movimientos de la banda con ayuda de un entrenador y tomando en cuenta la escena grabada e inmortalizada en Youtube.

Interpretaron una cada canción cada día y luego ensayaron tres veces juntos, hasta llegar a la toma final.

El clima también supuso un reto porque en Londres no necesariamente se apega a los pronósticos de los medios. Generalmente hay mucha variación.

En la película se escuchan tres canciones, aunque en el concierto participaron por 20 minutos. No obstante el resultado casi es el mismo, e igual de óptimo.

Compartir
Artículo anteriorEscucha las canciones de Bohemian Rhapsody
Artículo siguienteNarcos México: El crossover de narcos con Pablo Escobar
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.