Compartir

Justin Hurwitz, compositor a cargo de la banda sonora de El primer hombre en la luna, dirigida por Damien Chazelle, ganó el Óscar con La la land. También como uno de los compositores de City of stars. Además podría conseguir una nominación con este nuevo soundtrack.

TAMBIÉN LEA: El primer hombre en la luna, una misión complicada

El trabajo musical empezó en marzo del 2017 con Chazelle a la cabeza. Si bien usaron instrumentos convencionales como el piano con el cual logró las primeras demostraciones, incluyó otros utilizados en los años 50 y 60, a efecto de alcanzar sonidos similares a los que escuchamos en las películas de ciencia ficción de esa década.

Entre otros incluyó un theremin o también conocido como un eterófono, un instrumento musical electrónico que no requiere de contacto físico. Aquellos que consumen la serie The big bang theory lo vieron en acción cuando Sheldon lo utiliza para arruinar la reunión de Leonard y sus amigos sobre el desarrollo de una aplicación de celular. Este instrumento se ligó mucho a las películas de ciencia ficción de los 50.

Pero usar el theremin tenían razón, según el director Damien Chazelle.

Esta fue una historia sobre el dolor, sobre alguien que perdió a muchas personas que amaba y lo que esas pérdidas le hicieron a él. Había algo en el theremin que parecía transmitir esa pena que se extendía por todo el cosmos. Obviamente, te hace pensar en el espacio, pero también tiene esas cualidades de la voz humana, una especie de lamento, que podrían sentirme muy tristes

Justin Hurwitz no solo lo incluyó, sino que también aprendió a tocarlo. También utilizó sintetizadores de los años 60.

El objetivo fue que la música captara belleza y soledad, porque si bien consideraban que llegar a la luna suponía un efecto y visión hermosa, también implica soledad. “Debía tener una sensación de soledad, pero también belleza. Como cuando consigue llegar a la luna estás en una superficie estéril. Todo es hermoso, pero muy solitario“, señaló el compositor.

Compartir
Artículo anteriorSpider man: Un nuevo universo con buenas críticas
Artículo siguienteEl primer hombre en la luna: una complicada misión
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.