Compartir
Bird Box
Bird Box

Cuida lo que ves. En Bird Box tu mirada no mata, sino te mata. En un mundo, al cual esperamos no llegar, la gente se suicida al observar algo que en muchos casos les genera placer.

TAMBIÉN LEA: Las mejores películas del 2018

“No es tan malo como lo esperaba” se oye a una de las protagonistas de esta historia. Pero para seguir experimentando esa dizque buena sensación tienes que morir.

CRIATURAS QUE NO CONOCEMOS

Esta epidemia es causada por criaturas a quienes no vemos, quizás es unos dibujos, pero no hay certeza de su forma, color o apariencia.

Su presencia adquiere la forma de un tímido remolino que levanta hojas secas a su camino. Las vemos tímidas, aunque resultan mortales para los humanos.

TAMBIÉN LEA: Roma, recuerdos de una valiente Cleo

Los protagonistas de esta historia no hablan de cura, sino de sobrevivir. Viven encerrados, trazan estrategias para conseguir comida, se enfrentan entre ellos. Ni siquiera intentan entenderlas. El único objetivo en mente es conservar la vida.

SU HISTORIA ME PARECE CONOCIDA🤔🤔

Bird Box, una de las películas exitosas de Netflix, protagonizada por Sandra Bullock y acompañada por John Malckovich se asemeja a la historia de M. Night Shyamalan, director de El sexto sentido y Fragmentado, El fin de los tiempos (The happening) estrenada en el 2007. Hace casi 10 años fue protagonizada por Mark Wahlberg.

En esa película, la gente se suicidaba por razones que la comunidad no entendía.

Solo al final se conoce que las plantas tenían responsabilidad en esta epidemia a transmitir, probablemente, sus toxinas por sus hojas y llevadas a la humanidad por el viento.

En este filme sobrevivir no significaba no ver, sino no caminar en grupos, porque si el viento te agarraba, entonces morías.

NI BUENA NI MALA

Un lugar en silencio

Bird Box y The Happening se parecen en historia, incluso en ejecución, porque si bien Bird Box podría resulta perturbador, no pasa de ser una película entretenida que juega con los miedos del espectador.

Mejor actuada y dispuesta a sacrificar lo más valioso del protagonista resulta Un lugar en silencio (A quiet silence) con Emily Blunt, estrenada en abril del 2018.

Por lo menos en esta película no hay escena que resultan francamente poco creíbles, como la caída de dos niños a un río caudaloso, con los ojos vendados. Recuperados sin problemas por su protectora.

Bird Box te entretiene, pero nada más. Disponible en Netflix.

Reseña Panorama
Regular
Compartir
Artículo anteriorEscucha las canciones de El regreso de Mary Poppins
Artículo siguienteGlass desaprobada por la crítica
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.