Compartir
guillermo del toro

El director, Guillermo del Toro, hizo diez observaciones a Roma, película de su amigo, Alfonso Cuarón. Ambos se conocieron en su juventud en México cuando grababan una serie de televisión y desde esa época mantienen su amistad.

TAMBIÉN LEA: Roma, Reflexiones de una valiente Cleo

En su cuenta de Twitter, Del Toro, interpreta las principales escenas de Roma y sus conclusiones las comparte en esta red social. Además que anota detalles del trabajo de Cuarón y su marca dejada en cada película.

Del Toro ganó el Óscar a mejor director, por primera vez, en el 2018 por su buena película, La forma del agua.

  1. La grabación del inicio sugiere que la tierra (el suelo infestado de mierda) y el cielo (el avión) son irreconciliables, incluso si ellos se juntan, momentáneamente y revelados por el agua (la reflexión). Las verdades en Roma son reveladas por agua.

2. Esos planos de existencia, como la separación de clases en la hogar no puede ser abordados. Los momentos de familia “cercanos” son muy efímeros…”Ella salvó nuestras vidas” es prontamente seguido por “Puede hacerme un licuado de plátano”

TAMBIÉN LEA: Las mejores películas del 2018

3. En mi punto de vista, el silencio de Cleo es usado como herramienta para su arco dramático y nos lleva a su dolor más íntimo siendo revelado por el agua, otra vez, después del rescate en el océano: “No quería que naciera” Cleo se calla y sofoca su emoción y culmina en esta explosión.

4. Un momento clave, orquestado con enorme precisión por Cuaron es el momento en que a Cleo se le rompe la fuente justo cuando explota la violencia y cuando Fermin entra con la pistola y la camiseta de “Amor es…” Su bebé nace muerto.

TAMBIÉN LEA: Roma de Alfonso Cuarón se perfila al Óscar 2019

5. En cada sensación, Roma es un fresco, un mural, no un retrato. Lo anuncia así el uso de angulares y de elaborados dollies laterales. La información audiovisual (contexto, malestar social, facciones y política/moral de esos tiempo) existen dentro del cuadro a ser leído.

TAMBIÉN LEA: 16 películas iberoamericanas pelearon por el Óscar

6. Me parece que el hecho que Cuarón y Eugenio Caballero construyan varios bloques de la ciudad de México en un gigante set (veredas, farolas, tiendas, calles asfaltadas, etc.) no es muy conocido. Este es un logro titánico

7. Los estratos sociales están representados en el filme no solo en la familia, sino dentro de la familia y en los parientes terratenientes e incluso entre Fermin y Cleo cuando él la insulta en el campo de tiro.

TAMBIÉN LEA: Yalitza Aparicio y el miedo que la empujó al éxito

8.Si Roma cifra su narrativa en imagen y sonido, la pista sonora -escuchada en cine- es dinámica, envolvente y sutil- pero precisa

9. Todo es cíclico. Eso es porque Pepe recuerda su vida pasada cuando él ha pertenecido a diferentes clases, diferentes profesiones. Las cosas vienen y van en la vida, solidaridad, amor. En nuestra soledad nos podemos abrazar tan brevemente por el mar.

10. La imagen final rima con la inicial. Una vez más, tierra y cielo. Solo Cleo puede transitar entre ambos. Como ella lo demostró en la escena Zovek, solo ella tiene la esencia. El filme abre mirando abajo, mirando arriba, pero el cielo, avión está siempre lejos

LA ÚLTIMA REFLEXIÓN

Cuarón usualmente usa el océano en una forma metafórica: Los hijos de los hombres, Roma, Y tu mamá también, etc. Y el gran final de Gravedad. El estudio estuvo presionando para mostrar helicópteros en el cielo que vienen a rescatar al personaje de Sandra Bullock. Emergir del agua fue un triunfo, tocando la tierra parada….Luego el estudio le dijo: Qué paso con los helicópteros. Alfonso, una vez más, dijo: No. El estudio sugirió agregar una radio dándole coordinadas, prometiendo ayuda. Alfonso dijo: “No”. Una vez más un final hecho en la aire, tierra y agua

Compartir
Artículo anteriorEl final de Bird Box según el libro
Artículo siguienteSpiderman, Un nuevo universo: El cómic del superhéroe brilla en la animación
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.