Inicio Crítica Killer Ratings: La historia del conductor que mataba por rating

Killer Ratings: La historia del conductor que mataba por rating

Killer ratings, serie documental sobre el conductor que mataba para elevar su audiencia. Cuenta con siete episodios. Disponible en Netflix.

0
killer ratings

Hubo un año de escándalo cuando las redes sociales compartían con rapidez la noticia de un conductor que mataba por rating. Parecía inverosímil, pero las fuentes lo daban por cierto. A qué extremo hemos llegado, empezó a discutirse en las universidades, sobre la ética del periodismo. Porque vivimos tiempos, también, en que todo se investiga y analiza. Y este hecho se analizó en profundidad en la serie documental rating llamada Killer Ratings de Netflix.

TAMBIÉN LEA: Las mejores películas del primer semestre del 2019

A finales de la primera década del siglo XXI, desde Brasil se propaló una noticia sobre el conductor, Wallace Souza, acusado por la policía de matar delincuentes, llegar primero a la noticia y ganar audiencia. Todos nos quedamos e indignamos con la noticia. Pero no hicimos, lo que pocos periodistas, hacen: seguimiento.

La serie documental Killer Ratings profundiza en esta investigación y la analiza años después del escándalo. Al final nos queda más dudas que respuestas. Porque personalmente no estoy seguro si ese conductor mataba o no por rating. O si fue parte de un complot político.

EL POPULAR WALLACE

Wallace fue popular. Conducía un programa policíaco donde denunciaba a criminales y participaba en operativos policiales. Llegaba primero al lugar de la primicia. Además ayudaba a los olvidados por el gobierno. Era una estrella. Ese respaldo popular lo llevó varias veces al parlamento de Manaos, estado de Brasil, y desde ahí continúo su discurso contra la delincuencia. Además de subrayar la incapacidad de la policía.

La policía acusó a Wallace, según este documental, por un informante, un traficante caído en desgracia, llamado Moa, pieza vital en estos supuestos crímenes. Este delincuente, también, involucró al hijo mayor de Wallace. A ello se añade una fotografía donde aparecía el conductor y este testigo tomando sol en un piscina. La imagen se soportó con un registro de llamadas telefónicas entre ambos personajes.

Con esta información, la Policía estimó conveniente denunciar al diputado de liderar una organización criminal dedicada a la droga y sicariato.

Parecía el caso perfecto. El conductor proyectaba culpabilidad. Sin embargo las dudas empezar a aflorar cuando el informante empezó contradecirse y desmentirse, acusando a la policía de torturarlo para acusar a Wallace Souza.

SE CONTRADECÍAN

El diputado y el traficante.

A ello se añade detenciones de supuestos testigos que ante las cámaras y la policía acusaban al político, y luego se desdecían. Además durante el juicio, varios testigos limpiaban a Souza.

Luego la jueza se contradecía. Absolvió a Moa de su participación en un asesinato, pero condenó a Souza y a su hijo con las declaraciones del absuelto. Osea si dice que esas declaraciones no demostraban culpabiblidad, entonces por qué no metió a la cárcel al informante.

Wallace cayó en desgracia porque perdió su curul y luego cayó enfermo. Su hijo fue condenado y él murió en un hospital por varices en el hígado. Las fotos de su final lo advierten delgado y con el vientre increíblemente hinchado. Falleció sin aclararse su participación en estos crímenes.

killer ratings
El hijo del diputado terminó preso.

Miles acudieron a despedirlo. Mientras la delincuencia tomaba Manaos, y los principales testigos defensores de Souza terminaban muriendo a manos de los criminales.

La serie documental disponible en Netflix no deja claro si Wallace fue o no culpable. Quizás tampoco no era funcionar como un tribunal y declarar culpables o inocentes.

Si mataba o no por rating. Te genera dudas. A veces confunde. O es que acaso la carismática personalidad del diputado termina por dejarte esa confusión en el corazón.

¿SERÁ O NO SERÁ UN KILLER RATINGS?

Porque el diputado siempre negaba cualquier relación con el traficante Moa, pero había esa foto y las llamadas telefónicas. Pero por otro lado, la Policía cometió torpezas y acciones que lindaban con lo criminal. Como detener a de las directores del programa de Wallace y acusarla, sin pruebas, de integrar la organización criminal. A los meses de su intervención quedó libre.

Todas las versiones posibles integran este trabajo. Pero por una extraña razón terminas dándole el beneficio de la duda al diputado. Así funciona el poder de la conspiración.

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.