Inicio Detrás de cámaras Pedro Almodóvar: La obsesión por el rojo y otras manías

Pedro Almodóvar: La obsesión por el rojo y otras manías

El rojo obsesión del cine de Pedro Almodóvar. No hay película sin este color.

0

Salvador, el protagonista de Dolor y Gloria, lleva un saco rojo, aunque un tono más cerca al granate, usado para asistir a un coloquio organizado por el reestreno de su película. Escenas más adelante un viejo amor, Federico, reaparece también con un saco rojo. Se podría decir que es el mismo. Incluso el mismo que usa Pedro Almodóvar cuando asiste a ceremonias.

TAMBIÉN LEA: Dolor y gloria, un camino doloroso, pero necesario

Al inicio de la película, Salvador visita a un examigo actor, Alberto, lleva una casaca naranja y un polo rojo. Alberto lo recibe con un pantalón de buzo rojo. Ese mismo Alberto usa sus mejores galas para pronunciar un monólogo, y detrás de él hay un fondo con un color potente.

Alrededor de Salvador, en su cocina, por ejemplo, la cocina alberga reposteros rojos. Y cuando lo llevan a operarse a una clínica, la habitación está pintada de verde, pero por una ventana asoma un extintor rojo y en la montura del lente de un médico es roja.

Pedro Almodovar

Que tal obsesión. El rojo es el color preferido de Pedro Almodóvar y está presente en todas sus películas. En Todo sobre mi madre, la protagonista lleva un sacón rojo. Lo mismo se ve en Mujeres al ataque de nervios, donde el personaje central parece tener solo prendas de este tono.

pedro almodóvar
Todo sobre mi madre
Pedro Almodóvar
Mujeres al borde de un ataque de nervios

Parece que no hay una razón para el uso de este color en las películas. Se usan de manera indiscriminada y en unas películas más que otras. Cuando le preguntaron por los motivos del uso de esta tonalidad en Julieta, su cinta anterior a Dolor y Gloria, Almodóvar no ha sido preciso. Incluso el cineasta lo usa en su trabajo o en eventos públicos.

Viendo bien Dolor y Gloria, ese viejo amor que visita a Salvador en su departamento, no solo usa el saco rojo, sino su rostro se pone rojo en la conversación.

Hay otros colores en su trabajo como el verde y naranja. La protagonista de Átame lleva naranja todo el tiempo, así como el personaje central de Dolor y Gloria. El verde parece usarse en momentos de tranquilidad, porque Salvador de Dolor y Gloria va al hospital para operarse con una chaqueta verde, y la protagonista de Todo sobre mi madre usa una falda del mismo color, en un pueblo donde intenta reiniciar su vida.

OTRAS MANÍAS

El rojo no es la única obsesión de Almodóvar. Hay otras. Como el uso de imágenes gigantes para contrastar con sus personajes como en La piel que habitó o Todo sobre mi madre.

Todo sobre mi madre
Pedro almodóvar
La piel que habitó

Además hay una aparente conexión entre sus películas. En Mujeres al borde de un ataque de nervios se usa una bebida llamada gazpacho con somníferos para dormir a unos policías. Este elemento se vuelve a utilizar en Los abrazos rotos para drogar a un DJ.

Mujeres al borde de un ataque de nervios

Los personajes de Todo sobre mi madre aparecen en un musical de Caetano Veloso en Hable con ella. Mientras se habla de caballo (droga) en La ley del deseo y también en Dolor y Gloria.

En La mala educación, el personaje de Gael García se queda pensando bajo el agua de una piscina, y la escena inicial de Dolor y gloria es la misma. Y la escena final es la misma usada en La mala educación.

Dolor y gloria
La mala educación

Por otro lado, generalmente hay cine dentro de sus películas. Por ejemplo, en Todo sobre mi madre se habla del clásico Eva al desnudo, inspiración de una de las actrices de la historia. También se observa una de las películas de Sarita Montiel en La mala educación.

Hay una canción, erotismo, comedia y giros locos o extravagantes como la confesión de la hermana en La ley del deseo. No era hermana, sino hermano, y el protagonista no lo sabía. O en Todo sobre mi madre, donde el hijo atropellado fue procreado por un varón convertido en travesti. O el giro más perturbador en La piel que habitó. La mujer protagonista no era más que un hombre, acusado de violación, y sometido a esa transformación por el médico progenitor del afectado. Este galeno luego se enamora de su creación.

TAMBIÉN LEA: Canciones en las películas de Pedro Almodóvar

Así es el cine de Almodóvar, fácilmente reconocible, cuando te miras casi todas sus películas. ¿Alguien dijo que tiene un parecido a Hitchcock?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.