Inicio Crítica Nada es privado: ¿El fin de las elecciones libres?

Nada es privado: ¿El fin de las elecciones libres?

Nada es privado, documental de Netflix, que profundiza en el escandaloso caso de Crambridge Analytica.

0
nada es privado

Nada es privado, documental disponible en Netflix, profundiza en el caso Cambridge Analytica, empresa cuestionada por usar datos de perfiles de Facebook, y otras redes sociales, en dos importantes campañas políticas.

TAMBIÉN LEA: Killer Ratings, la historia del conductor que mataba por rating en Brasil

Entre los clientes de Cambridge Analítica aparecen los equipos de campaña de Donald Trump y el Brexit, término usado para romper la asociación entre el Reino Unido y la Unión Europea. Ambos ganaron los comicios.

CÓMO LO HIZO

Cambridge Analytica, según Nada es privado, tomó la información, a través de una aplicación de Facebook, de los potenciales votantes y elaboró perfiles precisos con más cuatro mil puntos de datos.

En base a estos datos bombardeaban con información favorable a la causa del candidato. Sin embargo no atacaban a todos, sino a aquellos considerados como «persuadibles», es decir, votantes que podían cambiar su voto.

Gracias a esta estrategia, Donald Trump ganó las elecciones y el Brexit se aprobó en Reino con consecuencias que lamentan hoy los ingleses.

LOS CUESTIONAMIENTOS EN NADA ES PRIVADO

Nada es privado hace dos cuestionamientos. El primero plantea que bajo esta estrategia ya no se puede hablar de elecciones libres, sino de una manipulación escandalosa para cambiar el comportamiento del elector y marcar la casilla del cliente de Cambridge Analytica.

Y el segundo, no menos importante, es que la compañía cuenta con información sensible de un usuario sin que reciba la autorización explícita del mismo.

TAMBIÉN LEA: Qué ver en Netflix en agosto

No se trata de datos básicos como edad, género o ubicación, sino de 4 mil puntos datos que precisan mejor el perfil de un potencial objetivo, información relevante para cualquier empresa o candidato.

Lo más triste es que Cambrigde Analytica mantiene esta información sensible en su poder.

TAMPOCO NADA ES PRIVADO

nada es privado

El título del documental calza bien en la coyuntura en que vivimos. Las empresas bajo cualquier artimaña pueden acceder a nuestra información y someternos a constantes sesiones de información hasta vernos seducidos por sus propuestas.

Pero también juega a favor de esos intereses, el papel de los propietarios de estas cuentas en redes sociales al exponer diariamente información privada al público, sin reparar en el destino de esos mensajes o imágenes.

Si bien el documental amplia ese sonado caso, que en su momento, puso contra las cuerdas a Facebook, también nos lleva a reflexionar sobre la importancia de garantizar cierta privacidad en nuestras redes sociales, y obligarnos a leer la política de datos de cada empresa que ofrece estos servicios.

Si leyeran estos documentos se darían cuenta, por ejemplo, que Facebook, Twitter, Instagram comparten nuestra información a terceros basándose en la aceptación otorgada al crear un perfil. Usted no lo sabe porque no leyó esos documentos.

Nada podemos hacer porque si no aceptamos esas políticas, no hay Facebook ni Twitter. No hay un ley que regule o sancione el uso de nuestros datos en campañas políticas o económicas.

Como se menciona en Nada es privado, la justicia inglesa se declara incompetente para sentenciar a los responsables en el caso Cambridge Analytica ya que no hay una norma que tipifique este tipo de casos. Reconoce un problema, pero no una solución.

Por eso es importante ver este documental, así se darán cuenta de lo importante que es mantener la prudencia en el uso de Facebook, Twitter o Instagram, y no caer, como estrella farandulera, en la tentación de desnudarnos virtualmente a cambio de un like o un simplón comentario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.