Inicio Crítica El joker: El origen de su maldad

El joker: El origen de su maldad

Joker, es una buena película de Joaquín Phoenix, que aborda los orígenes del villano máximo del mundo de Batman.

0

el joker

La maldad del Joker tiene su origen, o esa premisa es la que se plantea en la película de Todd Phillips.

TAMBIÉN LEA: Los secretos de la película y la transformación de Joaquin Phoenix

Según la película, el villano más apreciado (seamos sinceros, quieren más al Joker que a Batman) por los fans del cómic y cine, es un tipo con mala suerte. No lo quiere ni su madre.

Parece una buena persona. Bueno, al inicio. Porque solo quiere trabajar, cuidar a su mamá y algún día dedicarse a la comedia. Pero la sociedad torpedea sus planes. Todos sus sueños chocan con aquellos que no respetan a los vulnerables.

El Joker tiene tan mala suerte que nadie va a su rescate. No hay un Batman que le haga creer que hay esperanza.

Bajo esas circunstancias toma una decisión: que su lado oscuro aflore sin dudas ni murmuraciones. Para qué reprimirse, si a nadie le importa. Si nadie va en su ayuda. Entonces que la anarquía de su corazón se vuelque sobre esa sociedad indolente e indiferente.

El Joker es una radiografía de la sociedad en la que vivimos. No solo es un retrato de la norteamericana, sino de todo el planeta.

Dicen que nada justifica la violencia, pero el crimen tiene su origen. En Mindhunter (el libro lo explica mejor) los asesinos son evaluados para conocer las razones de sus acciones, y en El Joker también. El problema es qué pocos se hacen esa pregunta. Solo reaccionamos cuando la villanía llega a su clímax. E ir a la raíz del problema nos evitará crisis posteriores.

Sin embargo no todos piensa así e ingresan en ese dilema.

EL GRAN JOAQUÍN PHOENIX EN EL JOKER

el joker

El Joker es una película de Joaquín Phoenix. No deja de salir en ninguna escena. Ningún otro actor le hace sombra. Ni siquiera el buen Robert De Niro. La música complementa su acto de baile y la fotografía va sellando su evolución.

El trabajo de Phoenix es demasiado bueno. Ojeras en los ojos delatan su hartazgo. Su risa duele e incomoda al resto. Su caminar es cansado, pero cuando sonríe con sinceridad no pierde las esperanzas.

Su mejor interpretación se ve en los últimos 15 minutos, cuando el Joker nace y su maldad pasa a primer plano. Su locura contagia y encuentra seguidores en una sociedad gótica pérdida y destruida.


Ir por las redes sociales escribiendo que la película es un mal ejemplo, romantiza la violencia, justifica a los asesinos, los pone al nivel de aquellos que, por ejemplo, dijeron que La forma del agua de Guillermo del Toro era una «apología a la ideología de género», o que la película peruana «La casa rosada» de Palito Ortega, es otra «apología al terrorismo».

Creo que las cintas son retratos de la sociedad, y que cada espectador sacará sus conclusiones.

Si ven las increíbles respuestas del público al Joker, repararán en que entienden perfectamente el mensaje, además de apreciar el trabajo de Joaquin Phoenix, y tienen claro la mirada del director en esta película.

Véanla sin miedo, no les va hacer nada, solo petardeará su cerebro para hacerse algunas preguntas. Altamente recomendable.

Deja un comentario:

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.