Compartir

elefante-desaparecido-salvador-del-solar-1024x533

El público y las salas de cine no han sido benevolentes con la película peruana, El elefante desaparecido, sin embargo la mayoría de la crítica local ha considerado que esta película es el filme peruano del año. Ya la vieron?. Hay pocas salas que aún la proyectan, aquí las reseñas escritas sobre la cinta.

Federico de Cárdenas, La República: Si Contracorriente fue una interesante ópera prima, El elefante desaparecido es una obra mayor, un sólido paso adelante que demuestra que Javier Fuentes-León es un autor a tomar en cuenta en el nuevo cine peruano. Hay que desear, eso sí, que su próximo largo no tarde otros cinco años.

Encinta. net: “El Elefante Desaparecido” es una película que juega al puro artificio (algo que puede sonar malo, pero no lo es necesariamente, sino pregúntenle a “Inception”)hasta llegar a un tercer acto que toca carnecita de verdad. Y es que para mi el final es lo mejor de la película. No por el vuelco narrativo que uno puede oler desde la primera vez que ve a Salvador del Solar intentando escribir el último capítulo de su novela (vamos, todas las pistas están allí), sino por el gran dilema como autor al que se enfrenta Javier Fuentes-León. 

Manuel Alegría, Lamula.pe: La película peruana del año. Un ambicioso Javier Fuentes-León presenta su segundo largometraje que tiene como mayor mérito captar la atención del público al tenerlo en suspenso durante todo el filme hasta llegar a un final un tanto fallido.

Ernesto Carlín, Andina: El director, quien ya había sorprendido con su original ópera prima Contracorriente, vuelve con un filme que se sale de los moldes tradicionales del cine peruano, aunque en esta ocasión el resultado no sea tan afiatado.

Sebastián Zavala, Cinencuentro: Esta es pues una de las películas peruanas más ambiciosas que haya visto. Se trata de una cinta que evita caer en clichés, que jamás subestima a su público (es más, todo lo contrario) y que logró cautivarme con su atmósfera palpable, guión inteligente y misterio muy bien construido.

Rodrigo Bedoya, El Comercio: Varios sentimientos vienen a la mente al hablar de “El elefante desaparecido“, segundo largometraje de Javier Fuentes-León. Pero hay uno que destaca: el entusiasmo. Entusiasmo porque estamos ante una cinta que abre, en cada uno de sus planos, incógnitas y misterios que uno quiere ir resolviendo mientras transcurre la trama. 

Compartir
Artículo anteriorProtesta y respuestas por los juguetes Breaking Bad
Artículo siguienteLa crítica aprueba Interstelar, pero…
Haciendo un flashback reparé en que siempre he visto películas. Me acuerdo de Furia de Titanes; de las cintas de vampiros que no me dejaban dormir; de Quo Vadis y todas las cintas de Semana Santa. Y hasta hoy, ya mayor, me siguen acompañando. Las películas son mis mejores amigas. La compañía en ratos de soledad y, por momentos, las respuestas a las dudas generadas por nuestra cabeza. La idea de esta página no es más que compartir lo que me gusta con ustedes e invitarlos a disfrutar, como yo, de este arte.

2 Comentarios

  1. Es una pena que El Elefante Desaparecido no haya recibido el éxito merecido en salas. Muchas películas latinoamericanas tienen mas éxito en el extranjero que en nuestro continente. Resido entre Bélgica, Francia, y Perú y he sido testigo de la gran acogida en Europa de cintas como La Teta Asustada, Días de Santiago, Octubre, Contracorriente, por citar algunas de las obras peruanas. Hace una semana, tuve la oportunidad de ver El Elefante Desaparecido. Considero que el guión es demasiado ambicioso, sin embargo no podemos negar el talento de Javier Fuentes-León quién da un salto importante en su carrera cinematográfica . Las actuaciones de Lucho Cáceres y de Salvador Del Solar son ejemplares.
    A nivel técnico, pienso que tanto la fotografía como la banda sonora son de una calidad comparable a las grandes producciones europeas o americanas. Incentivemos al publico peruano a defender y promocionar nuestro cine nacional que tantos talentos tiene.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.